Gestión participativa: cómo puede ayudar al éxito de tu empresa

Dejar un comentario

Modernizar la gestión y ofrecer estímulos a los empleados es una de las formas de aumentar su productividad y eficiencia. Una de las herramientas más usadas actualmente para alcanzar este objetivo es la gestión participativa.

Las empresas que adoptan el modelo de gestión participativa otorgan la toma de decisión a empleados de todos los niveles jerárquicos. Ello quiere decir que los colaboradores pueden cuestionar, proponer y opinar. Finalmente, se les estimula a participar efectivamente del proceso de gestión.

Beneficios de la gestión participativa

El modelo de gestión participativa tiene como propósito comprometer a todos los empleados en los objetivo de la empresa. Es una forma de integrar a toda la empresa en las metas de crecimiento.

Es importante para la compañía contar con el compromiso de todo el equipo, así como es importante para los empleados ser parte de las conquistas. Al compartir la gestión, se comparten también los méritos y las responsabilidades.

Compañías como la gigante del software Microsoft, la empresa de tecnología Xerox o la industria de muebles Herman Miller son algunas de las que implementan este modelo.

La fabricante de computadoras Hewlett-Packard (HP) también adoptó la gestión participativa, permitiendo a sus empleados que actúen con autonomía en la toma de decisiones a través de un modelo democrático y descentralizado. La empresa privilegia la calidad de vida de los empleados y en función de ello ha creado ese ambiente de respeto y de participación en los resultados.

gestión participativa
En la gestión participativa los empleados participan de la toma de decisión. Foto: iStock, Getty Images

Después de todo, como dice el administrador de empresas y especialista en recursos humanos Idalberto Chiavenato, el capital humano es el mayor activo de la empresa.

Este modelo de gestión participativa presenta diversos beneficios, algunos de los cuales son:

– Estructura con pocos niveles jerárquicos.

– Velocidad en la toma de decisión.

– Motivación elevada de todos los participantes.

– Compromiso con el resultado de la empresa.

– Aumento de los beneficios.

– Mejoría del sistema productivo.

– Aumento de las decisiones de los colaboradores.

– Elevación del desarrollo profesional del grupo.

– Mejora significativa en los objetivo.

Cómo implementar la gestión participativa

Conoce algunos consejos para implantar la gestión participativa en tu empresa:

Comparte informaciones sobre la empresa y pon a disposición de todos los datos sobre objetivos, metas y proyecto.

Incluye a los empleados en la toma de decisión e intercambio de ideas.

Ofrece feedback y establece conjuntamente las metas personales de los colaboradores.

– Relaciona diferentes áreas en un mismo proyecto.

Cuando se establece un modelo de gestión participativa, el empresario y sus colaboradores comparten responsabilidades, participan de la decisión sobre los objetivos y metas y trazan los rumbos del negocio. Prevalece la discusión de ideas, el respeto por la opinión ajena y la aceptación de experiencias vividas por los otros, todo a partir del diálogo.

Sin niveles jerárquicos y oyendo a todos, un proceso de gestión participativa es un modo de hacer crecer a la empresa sumando las contribuciones de los empleados.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar