3 ideas centrales para emprender en América Latina

Dejar un comentario

Construir un negocio propio y abandonar la vida de empleado es un sueño común en América Latina. Ya sea que busquen una rutina más flexible, ganancias financieras más altas o inclusive debido a la falta de oportunidad en el mercado de trabajo, no son pocos los que consideran iniciarse en el emprendedorismo.

Ahora, la pregunta es: ¿Están preparadas esas personas para lo que van a enfrentar? Te presentamos en este artículo algunos insights sobre cómo emprender en la región.

El emprendedorismo gana fuerza en América Latina

El estudio “Potencial Futuro: el emprendedorismo joven en 2015”, de Global Entrepreneurship Monitor (GEM), indica que un 41% de los jóvenes de América Latina tienen el deseo de emprender. Los investigadores entrevistaron a 616.000 personas de entre 18 y 64 años de edad en 89 países.

En comparación con los países europeos, los jóvenes latinoamericanos son más favorables al emprendedorismo: en Europa, tan sólo un 19% de los jóvenes consultados manifiesta una intención de construir un negocio propio. Entre las explicaciones está la característica socio-económica del continente: el joven latinoamericano tiene una voluntad de emprender para modificar la realidad en que vive.

El gran problema es que la ambición latinoamericana enfrenta varios obstáculos. El estudio muestra que, a pesar de que casi la mitad de los jóvenes quiera emprender, tan sólo un 5% se establece como emprendedor.

Para cambiar esa realidad, algunos países crearon iniciativas de estímulo al emprendedorismo en la región. En Perú, por ejemplo, existe un ecosistema de startups reciente. Chile tiene una aceleradora estatal que es referencia mundial en la materia, Startup Chile. Colombia implementó una cantidad significativa de reformas en su reglamentación de negocios en los últimos años.

America Latina
La burocracia es uno de los desafíos más fuertes que enfrentan los emprendedores latinoamericanos. Foto: iStock, Getty Images

3 insights sobre emprendedorismo

El Banco Mundial actualiza anualmente su informe Doing Business, en el que evalúa las regulaciones a que están sujetas las pequeñas y medias empresas en 189 países. Esos datos permiten comparar el escenario empresarial en las diferentes regiones, identificando tendencias, obstáculos y puntos para mejorar. Laura Sagnori Diniz, analista de operaciones de la entidad, indica algunas informaciones de ese estudio:

  1. Chile y México, los más destacados

Montar un pequeño negocio resulta más fácil en México y Chile. En el primero hay más facilidad para obtener créditos (5º lugar en el ranking general). En el segundo, la facilidad es mayor para obtener habilitaciones de construcción, categoría en la que están mejor que países como Finlandia, Estados Unidos y Francia.

  1. Colombia, con reformas ejemplares

Diniz dice que Colombia es el país de América Latina que ha implementado el mayor número de reformas en la reglamentación de negocios desde el inicio de la recolección de datos de este informe, 2003. El principal punto a destacar en este país es el reducido número de pagos en la declaración de impuestos: en ese período bajaron de 70 a 11.

  1. Impuestos, un desafío para el continente

¿Cuáles son los principales obstáculos para los empresarios en el continente? La ejecutiva considera que se debe mejorar el registro de propiedad y el pago de impuestos. Diniz explica que el tiempo promedio que le demanda a un empresario la preparación y el pago de los impuestos es de 361 horas, mientras que en las economías de altos ingresos es de 177 horas.

Escribe un comentario, consejo o sugerencia sobre este tema. Aprovecha también para
compartir este texto con tus amigos, colegas y colaboradores en las redes
sociales.

Ingresa para comentar