5 errores comunes que reducen la rentabilidad

Dejar un comentario

Cuando alguien decide abrir un negocio propio, el motivo principal  es el mismo para todos: la rentabilidad. Sin embargo, cuando el mercado enfrenta dificultades, el administrador necesita encontrar alternativas para mantener la empresa lucrativa.

Al reevaluar el negocio, es preciso tener en mente lo que está correcto y lo que puede mejorar. Más que reducir costos, es preciso encontrar maneras de destacarse frente a la competencia y alcanzar un mayor número de clientes.

Antes de saber cuáles acciones tomar para aumentar el margen de beneficios, conviene saber cuáles son los errores que se deben evitar. Sigue la lectura y descubre cuáles son los desaciertos más comunes cometidos por empresarios en busca de mayor rentabilidad.

rentabilidad
Estar atento a los procesos internos ayuda a identificar los malos hábitos que comprometen la rentabilidad. Foto: iStock, Getty Images

Reconoce los malos hábitos que reducen la rentabilidad

Querer hacer todo solo

Al abrir un negocio, generalmente el dueño posee conocimiento en el área o trabajo a desarrollar. Sin embargo, no delegar funciones o no buscar asistencia en aspectos con los cuales no está familiarizado puede interferir en la rentabilidad de la empresa.

Es importante que el administrador tenga conciencia que él no es experto en todas las funciones, y que buscar apoyo de personas calificadas podrá potencializar los buenos resultados. Contadores, especialistas en marketing, consultores y otros profesionales podrán ofrecer nuevas perspectivas para innovar el negocio.

Apostar en productos sin investigar

Aún teniendo un producto exclusivo, con calidad, si te enfocas en el público errado, la rentabilidad probablemente quedará frenada . Por eso es imprescindible tener en cuenta la oferta e investigar  el segmento trabajado.

Busca enfocarte más en el público interesado en tu producto. Haz investigaciones de mercado y encuentra donde existe mayor necesidad o deseo por tu negocio. Así, las oportunidades de alcanzar posibles interesados aumentarán significativamente.

No fidelizar clientes

Es fundamental crear un acompañamiento de clientes para el crecimiento de las ventas. El esfuerzo de conquistar nuevos consumidores es importante, sin embargo mantener los que se han conquistado es igualmente necesario.

Reactivar un ex-cliente es, muchas veces, más fácil que atraer un nuevo. Por eso, apostar en un método de lealtad puede ser una buena alternativa para aumentar la rentabilidad.

No utilizar la tecnología a tu favor

Apostar en el marketing online y en las herramientas de promoción gratuita es una forma de atraer nuevos clientes y generar más venta, además del fortalecimiento de la marca en el mercado. Además, puedes utilizar Internet para encontrar información importante para nuevos productos y servicios, asimismo  prestar atención a la competencia.

Presta atención a las finanzas

Poseer un plan de negocios y una planificación estratégica es esencial para que el proyecto alcance el éxito. Así, es posible establecer metas y plazos, además de facilitar el análisis de los procesos de la empresa.

Con el día a día cada vez más frenético, es común dejar el análisis y estudios para el futuro. Sin embargo, mantener una mirada atenta a lo que se está haciendo  dentro de tu negocio es vital para que continúe creciendo. Para generar más rentabilidad en  tu negocio es preciso estar en constante actualización. No te acomodes y siempre presta atención a  las nuevas oportunidades que el mercado ofrece.

Si tienes alguna duda o sugerencia, deja un comentario abajo y contribuye con el intercambio de ideas. No olvides compartir este artículo con tus amigos en las redes sociales.

Ingresa para comentar