La comunicación interna es esencial para comprometer a los empleados

Dejar un comentario

Fundamental para el éxito de toda organización, la comunicación interna es responsable de informar, motivar y comprometer a los implicados en la estructura organizacional. El principal foco son los funcionarios y empleados de una empresa. Además, la comunicación interna contribuye a que sus miembros estén alineados e informados con lo que se divulga en el lugar donde trabajan.

Es a través de la comunicación interna que circula la información principal, ya sea de manera vertical (de la dirección hacia los empleados y viceversa) u horizontal (entre empleados del mismo rango), proporcionando una comunicación dinámica y democrática.

Si durante mucho tiempo las organizaciones han apostado en periódicos y revistas de circulación interna, además de en boletines informativos, hoy el principal canal es el medio digital, a través de correos electrónicos y de la intranet –red privada de computadoras ligada a Internet, que facilita el intercambio de información en las organizaciones.

comunicacion-interna
Durante mucho tiempo las organizaciones han apostado en revistas – hoy los canales principales son digitales. Foto: iStock, Getty Images

El crecimiento de la empresa a través de la comunicación interna

Comprender la real importancia de la comunicación interna puede ser decisivo para impulsar el crecimiento de la organización. Cualquier empresa sueña con tener un equipo motivado y con bajos índices de rotación de personal. De acuerdo con Rogelio Artoni, director ejecutivo de Race Comunicación, especializada en asesoría de prensa y comunicación interna, una planificación comunicacional interna bien estructurada puede conducir al logro de esos objetivos, ocasionando de esta manera un crecimiento de la empresa.

De acuerdo con Artoni, la comunicación interna trabaja “con el sentimiento de pertenencia”: “al leer un artículo sobre el empleado más antiguo en la empresa en la revista interna, el empleado comienza a comprender que entre él y sus colegas existe otro vínculo. Se forma una familia. Comienza a tener respuestas para interrogantes como ‘¿por qué trabajo aquí?’ ‘¿cuál es el sentido?’”, ejemplifica. No obstante, se necesita estar integrado a la estrategia de la empresa y en la búsqueda constante de mejoras en la gestión de los recursos humanos.

Existen, entre tanto, algunos grandes desafíos. El primero de ellos es la cultura organizacional: la comunicación interna debe respetar las tradiciones de cada empresa. Sin eso, no será eficaz. Otro punto importante son los gerentes. Aún hay algunos que no creen en la eficacia del área y prefieren no invertir en ella.

El principal error que comete quien trabaja en el área es contratar una agencia y confiar en el trabajo a distancia. Es esencial contar con comunicadores propios, es decir, estar próximo al cliente: “Sin eso, la comunicación interna será ineficaz y no repercutirá ni en la empresa, ni en los empleados”, finaliza Artoni.

Herramientas principales de la comunicación interna

 

Comunicado: puede ser impreso o por correo electrónico (actualmente, la última opción es la más utilizada)

Cartelera: se coloca en un lugar estratégico, con gran circulación de personas, y auxilia a aquellos que no tuvieran tiempo de acceder a los medios digitales.

Revista: utilizada principalmente por grandes empresas, es el más popular medio de comunicación interna. Normalmente, tiene como fuentes a los propios empleados. La propia organización define la periodicidad.

Intranet: sistema online interno de organización, con contenido multimedia. Hoy es una de las principales herramientas de la comunicación interna.

Redes sociales: algunas empresas tienen a disposición redes sociales internas que facilitan el intercambio de información dentro de la organización.

Newsletter: normalmente enviados por correo electrónico, actualizan las últimas novedades y anuncios de la empresa para sus empleados.

Ingresa para comentar