Cómo preparar un plan de negocios para su emprendimiento

Dejar un comentario

Antes de lanzar una nueva empresa a la calle, es esencial que se realice una planificación minuciosa. Uno de los pilares de este proceso es el plan de negocios, un documento que describe en detalle cómo funcionará el nuevo servicio o producto. Esta es una herramienta fundamental para que la actividad pueda ponerse en marcha sin sorpresas negativas.

No es conveniente ser negligente jamás en el desarrollo del plan de negocios. Invierta el tiempo y los esfuerzos necesarios, y no descuide ningún ítem. De lo contrario, sufrirá consecuencias más adelante, con imprevistos a la hora de implementar el proyecto. El documento final suele alcanzar 30 a 40 páginas, en promedio.

Es importante también mantener la mente abierta a cambios y revisiones. “Durante el desarrollo del plan de negocios, el emprendedor puede sentir la necesidad de rever el concepto, la idea o la oportunidad,” apunta el profesor José Dornelas, especialista en emprendimiento, en su libro Plan de negocios – la guía definitiva.

Importancia del plan de negocios

El plan de negocios no es un capricho y a menudo va más allá de la conveniencia. Cuando el emprendedor pretende unirse a una incubadora o conseguir ayuda de inversores o instituciones de financiación, el documento es una necesidad.

La razón es obvia. Nadie invertirá o dará oportunidades a un proyecto que no resulte viable. Como, en estos casos, la importancia del plan es aún mayor, una opción es contratar a una consultora junior de una universidad.

plan-de-negocios
El plan estimará la inversión total para la implantación de la empresa. Foto: Shutterstock

Cómo preparar un plan de negocios

– Descripción del producto o servicio

Lo primero que debe hacerse en el plan de negocios es asentar la actividad de su empresa. Detalle la rama de actividad, establezca la misión y confeccione un resumen de los principales puntos del plan, a modo de introducción. Aquí también debe establecerse el régimen fiscal, la forma jurídica y el capital social de la nueva empresa.

– Análisis de mercado

Este es el primer estudio que servirá para analizar la viabilidad del negocio. Lleve a cabo una investigación rigurosa sobre el segmento de mercado en el que está a punto de ingresar. Conozca quiénes serán sus competidores (sus fortalezas y debilidades) y  el perfil  de los clientes en análisis cuantitativos y cualitativos.

En este ítem debe formularse la siguiente pregunta: ¿”por qué los clientes elegirán mi producto y no otro?”. Comience a pensar en sus diferencias competitivas.

– Marketing

Una vez que ya se ha definido el producto que se ofrece y el perfil del cliente, el siguiente paso es definir cómo será comercializado el servicio. Establezca precios, presentación del producto, forma de distribución, estrategias de promoción y también la comunicación de la marca junto con el target.

– Plan operacional

Es tiempo de pensar en lo que necesitará para poner el negocio en marcha. Comience con la estructura organizacional, diseñando los recursos humanos necesarios y su distribución jerárquica (el organigrama de la empresa). Piense en la calificación requerida para cada profesional, en la remuneración y en la infraestructura y ubicación del ambiente de trabajo.

– Plan financiero

El plan financiero es lo más importante del plan de negocios, ya que estimará (teniendo en cuenta los requisitos detallados en los ítems anteriores) la inversión total para la implantación de la empresa. También deberá colocar en este punto las estimaciones de los costos fijos, la necesidad de capital de trabajo y una previsión de la facturación. Cuidado: equivocarse  en estas cuentas puede acarrear graves perjuicios.

– Diseñar escenarios

Finalmente simule diversas situaciones: realista, pesimista y optimista. Imagine posibles dificultades y prevea las soluciones para las crisis hipotéticas.

Ingresa para comentar