Cómo ayuda el análisis estructural a conocer los desafíos de la empresa

Dejar un comentario

Hacer crecer a una empresa depende, entre otros factores, de la capacidad de ofrecer al cliente productos y servicios de calidad. Si es eso lo que intentas hacer diariamente, pero encuentras dificultades, tal vez sea hora de un análisis estructural.

El análisis estructural verifica todas las informaciones relativas al emprendimiento para desvelar en detalles como funciona y apunta a descubrir cuáles son los problemas internos que pueden repercutir externamente.

Pilares del análisis estructural

Al hacer un análisis estructural no se analiza sólo a la empresa. Se debe realizar una buena planificación para entender el funcionamiento específico de las estructuras financiera, física y humana, por separado.

analisis estructural
Renovar la estructura física puede mejorar los resultados de la empresa a largo plazo. Foto: iStock, Getty Images

1. Estructura financiera

El primer paso es hacer un balance detallado de todos los gastos, ingresos e inversiones que la empresa posee. A pesar de hacer el control contable, hay que analizar los datos con cuidado y buscar brechas para disminuir costos.

Es importante pensar en el momento actual del negocio, pero trazar metas para los próximos años puede revelar el potencial que no imaginabas que existía en tus productos.

2. Estructura física

Edificios, máquinas y equipamientos corresponden a la estructura física y forman parte también del análisis estructural del emprendimiento. Aquí, pensar a largo plazo también es fundamental.

Comprar una máquina más moderna puede parecer una elección difícil ahora, con resultados poco eficientes. Pero ¿pensaste en los cambios en el consumo de energía y en la eficiencia de producción? En poco tiempo, la inversión se transforma en retorno. Para decidir, calcula bien cuál será el costo-beneficio.

En una realidad en la cual la tecnología se mantiene en constante cambio, estar actualizado puede ser la diferencia entre atraer clientes y dárselos directamente a la competencia, que fue más rápida en renovarse.

3. Estructura humana

No sirve de nada tener dinero en caja y estructura física moderna si los colaboradores de tu empresa no fueron entrenados adecuadamente o no se mantienen actualizados sobre técnicas y posibilidades que el área ofrece.

Además, el ambiente de trabajo hace toda la diferencia en la respuesta que los trabajadores te darán diariamente. Cuando el clima es hostil y con poco espacio para el diálogo, disminuye el entusiasmo de trabajar por el éxito del negocio.

Atención en el mercado

Tras un análisis estructural interno completo, es hora también de mirar para afuera, para aquello que el competidor y el mercado ofrecen y exigen a la vez.

Es decir, no basta conocer tu estructura organizacional, debes entender también cómo se organizan otras empresas del sector y cómo piensan sus estrategias de actuación. Para Marcelo Braga, socio de Search Consultoría en Recursos Humanos, monitorear las contrataciones puede ser el camino para entender esta dinámica.

“Investiga si la empresa está buscando talentos y en qué áreas. Eso te dará ideas sobre la estrategia futura de la compañía, como lanzamientos de productos o servicios, crecimiento y reestructuraciones”, enseña Braga.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar