La calidad del trabajo y la productividad decaen después de 40 horas semanales

Dejar un comentario

Es probable que ya te hayas encontrado con esta situación dentro de tu empresa. Tus empleados comienzan la semana con actitud y con buen humor, pero, los días pasan, las horas laborales aumentan y aparecen la irritación y el desánimo. Después de las 40 horas semanales, la calidad del trabajo y la productividad disminuyen de manera considerable. Los primeros indicios se remontan al inicio del siglo 20, en la investigación de Henry Ford. Conoce un poco más sobre esta historia.

calidad del trabajo
Históricamente, las investigaciones indican que la calidad del trabajo y la productividad decaen después de 40 horas semanales. Foto: iStock, Getty Images

Las 40 horas semanales

Ford Motor Company fue una de las primeras empresas del mundo en adoptar la rutina de trabajo de cinco días por semana, con 40 horas de jornada laboral para los trabajadores de su fábrica, en mayo de 1926. En agosto del mismo año, la política sería aplicada también en las oficinas de Ford.

En 1914, en un contexto de desempleo generalizado en Estados Unidos, la empresa aumentó el salario de sus colaboradores, que era de US$ 2,34 por hora trabajada, con una carga horaria de nueve horas diarias, y pasó a US$ 5, con una disminución de la carga horaria a 8 horas. La noticia impactó a la industria, pero los resultados demostraron que la productividad y la lealtad con la empresa aumentaron considerablemente entre los empleados.

La decisión por el cambio de la carga horaria, consolidada en 1926, sucedió en 1922. En esa oportunidad, Ford y su hijo declararon varias veces que percibieron la relación entre las horas de trabajo y la productividad.

En un artículo publicado en Medium, el cofundador de Facebook, Dustin Moskovitz, cita y corrobora la tesis de Ford, concluye que las empresas que se exceden confunden la vida personal de sus empleados sin recibir nada a cambio, sólo una gran insatisfacción y la decaída en la calidad del trabajo.

Consejos para mantener la calidad del trabajo

Para mantener la productividad y la calidad del trabajo de tu personal, vale la pena seguir algunas pautas. Conoce a continuación tres consejos y cómo implementarlos en tu empresa.

1. Establece metas para todos

Las metas son importantes, pero necesitan tener un objetivo concreto. En un artículo publicado en Entrepreneur, el fundador del Birch Grove Software, Herb Axilrod, dice que debes hacer que los resultados obtenidos por los empleados se conviertan en crecimiento personal y profesional.

2. Promueve pausas durante la jornada

Las pausas son importantes para dar un nuevo ánimo y hacer el trabajo menos aburrido. Crea esta cultura entre los miembros de tu personal. Pero ten cuidado para que la interrupción de la actividad no afecte demasiado el ritmo de producción.

3. Investiga y mejora los procesos del personal

Si tu personal está trabajando horas extra y se queda hasta tarde, tal vez es el momento de reevaluar la rutina. Entiende cada uno de los procesos, pide opiniones y descubre todas las barreras que se interponen en la productividad de la empresa.

Cuando todos los procesos ya estén afinados, reevalúa la situación. Si las horas extras aún no son eliminadas, es porque el problema está en la capacidad de los profesionales que no ejecutan las tareas dentro del tiempo establecido, o en la insuficiencia numérica de empleados que necesitan quedarse más horas para suplir la ausencia de otros compañeros.

¿Te gustó saber un poco más sobre cómo mantener la productividad y la calidad del trabajo? Entonces aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores a través de tus perfiles en las redes sociales.

Ingresa para comentar