Primer día de trabajo: ¿cuál es el papel de Recurso Humanos?

Dejar un comentario

El primer día de trabajo es siempre un gran desafío para los profesionales. Nuevas tareas, ambiente, compañeros y nuevas reglas pueden dejar muchos aprensivos. Por eso el departamento de recursos humanos (RRHH) tiene tanta importancia en ese día. Su papel es minimizar el impacto de ese cambio, promover una buena integración y buscar que el cambio sea positivo tanto para la empresa como para el trabajador.

La integración en el primer día de trabajo

Integrar a nuevos empleados en el primer día de trabajo va mucho más allá de presentar al nuevo colaborador. Este acto exige un ambiente acogedor, que permita que el trabajo fluya de forma natural y productiva.

“Los conocimientos sobre la empresa, sobre el equipo y sobre su ocupación harán que el empleado se sienta más seguro”, afirma el master coach senior José Roberto Marques.

Además de derechos, obligaciones, principios, visión y misión, el colaborador debe entender la razón por la cual desempeñará sus funciones allí. Un consejo importante es colocar un supervisor al lado del nuevo empleado en esta fase de transición.

“Este supervisor debe transmitir todas las demandas y actividades que el nuevo colaborador ejecutará, además de orientar la marcha de sus tareas y supervisar si está realizando sus tareas de acuerdo con las necesidades de la organización”, apunta Marques.

primer día de trabajo
Las dinámicas grupales pueden ayudar para el primer día de trabajo. Foto: iStock, Getty Images

Dinámicas para el primer día de trabajo

Para una integración efectiva desde el primer día de trabajo, el coach José Roberto Marques ofrece las siguientes recomendaciones:

1. Dinámica telaraña

Para cuando hay varios colaboradores nuevos y el grupo no se conoce. Funciona de manera simple: el facilitador pide a todos que se organicen formando círculo y da inicio a las actividades.

Con un ovillo de hilo en las manos, amarra la punta en su dedo y se presenta, mencionando nombre, procedencia, tipo de trabajo que desempeña, interés de su participación, y un poco más sobre su personalidad.

Al terminar, toma la punta y lanza el ovillo a otro compañero, quien a su vez debe presentarse de la misma manera. La acción se repite hasta que todos los participantes se queden enlazados en una especie de telaraña.

2. Características y manías

Sentados en círculo, cada participante debe escribir en un pedazo de papel dos características y dos manías que cree poseer. El facilitador entonces recogerá los papeles y los mezclará, redistribuyéndolos posteriormente.

Un voluntario inicia la dinámica realizando mímicas para los demás, intentado expresar las características y manías escritas en el papel para que se adivine quién es la persona responsable por aquel papel.

Al final, cada persona hablará un poco sobre los motivos que la llevaron a escoger tales características y manías, explicando por qué quiso compartirlas con los demás colaboradores. Esta dinámica es muy eficiente para la integración del equipo.

buenas prácticas de RRHH

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar