¿Cómo garantizar la seguridad empresarial al implementar el teletrabajo?

Dejar un comentario

La modalidad de trabajo remoto cada vez ha tomado mayor relevancia en el mundo empresarial. Incluso, según un informe de 5G Americas, el teletrabajo (o Home Office como se le conoce en algunos países) ya forma parte de la realidad laboral de la población económicamente activa en América Latina.

Trabajo remoto

No obstante, aunque se trata de un tema que beneficia a muchos en términos de comodidad y reducción de costos de infraestructura, es importante no tomarlo tan a la ligera y tener ciertas precauciones a la hora de implementarlo, especialmente para proteger la información de las organizaciones.

Al implementar el teletrabajo, es importante tener en cuenta ciertas medidas para garantizar la seguridad de la información, y evitar ataques cibernéticos. Incluso, de acuerdo al Portal de Teletrabajo Colombia, entre los temores que existen al momento de adoptar teletrabajo están el de poner en riesgo la información, especialmente porque se cree que al compartir datos con dispositivos remotos se corre mayor riesgo de que sean víctimas de ataques o filtraciones.

Por lo anterior, es importante que, bien sean equipos entregados por la oficina o propiedad de los trabajadores (BYOD), se tomen las medidas pertinentes para garantizar la seguridad de la información. A esto hay que sumarle la obligación de las empresas de elegir qué información importante o crítica puede salir de la organización, pues lo que esté fuera puede ser un blanco fácil para los cibercriminales.

Seis claves para un trabajo remoto seguro

Teniendo en cuenta los riesgos que puede significar para las empresas implementar el teletrabajo, a continuación reunimos cinco claves que pueden tener en cuenta para garantizar la seguridad de su activo más importante: la información.

  • Establecer cuáles son los datos que requieren mayores niveles de protección: En este punto también entra la gestión adecuada de los roles, pues la información solo debería ser accesible para los perfiles de usuario que realmente necesiten visualizarla y/o modificarla.
  • Controlar los dispositivos: La empresa debería restringir el acceso a la información solo a los dispositivos en los que se puedan aplicar las herramientas de seguridad adecuadas para su protección.  
  • Soluciones de seguridad actualizadas: Desde luego, uno de los puntos más fundamentales a la hora de proteger la información es tener un software de seguridad actualizado para que nos proteja de posibles amenazas.
  • Distribuir aplicaciones corporativas: Para garantizar la seguridad empresarial, también es importante distribuir las aplicaciones corporativas de forma efectiva, brindando los recursos adecuados para que los trabajadores puedan realizar sus labores.
  • Monitoreo del tráfico de red: De acuerdo a la firma de seguridad ESET, aunque los dispositivos no se encuentren dentro de la red de la empresa, es necesario hacer un seguimiento de a dónde acceden, si hay fallos en el ingreso a servidores, o si hay algún tipo de tráfico inapropiado o descarga de archivos desconocidos.
  • Tener una política de seguridad clara: Además de determinar los deberes y responsabilidades de los empleados, con una política de seguridad clara es posible saber qué ocurre con la información de la empresa cuando se termina la relación contractual, pues es complicado tener la seguridad de que la información será eliminada del dispositivo del trabajador.

Ingresa para comentar