¿Cómo es el futuro de los autos conectados de Tesla?

Dejar un comentario

El futuro de los coches autónomos está cerca, es decir, pronto las personas podrán usar automóviles que se conducen solos, sin embargo, el presente se define por la semiautonomía con varias marcas que implementan este tipo de funciones en sus vehículos, pero aquella que los comercializa ya de manera constante es la empresa Tesla.

Tesla

Para aquellos que no la conocen, Tesla Motors fue fundada en 2003 por Elon Musk, uno de los principales emprendedores en el mundo que también creó PayPal. Elon destaca por su venta de coches semiautónomos que en primera instancia fueron de lujo y ahora llegaron a más personas con el Model S, su primera máquina de venta masiva.

Cabe destacar que los coches de Tesla aún son calificados como semiautónomos porque necesitan la interacción de un humano en sus rutas. De forma distinta, un vehículo completamente autónomo puede conducir desde el punto A al B y manejar en una variedad de escenarios sin ninguna interacción.

El Model S, su modelo más emblemático, es el futuro de la conducción porque incluye capacidades de piloto automático, el cual está diseñado para que pueda conducir en carretera “no sólo con más seguridad, sino también sin estrés”, según su página oficial.

Su tecnología permite que el auto se conduzca en una sola línea, cambie de carriles con solo pulsar una señal de giro y controle la velocidad a través del control de velocidad inteligente activo.

El Model S también puede buscar un espacio de estacionamiento, informar cuando existe uno disponible y realizar el estacionamiento en paralelo al solicitarlo y los sensores activos combinados con el GPS y los mapas digitales de alta resolución componen un sistema de refuerzo mutuo, lo que le permite mantenerse dentro de su carril, incluso con el tráfico de parada y arranque constantes.

Aunque la respuesta en tiempo real desde la flota de Tesla garantiza que el sistema esté continuamente aprendiendo y mejorando porque hay varias actualizaciones de software para implementar nuevas características, aún la compañía advierte que la modalidad autónoma no se debe usar en zonas urbanas concurridas y exige que el conductor vaya atento en todo momento al camino.

Por último, los vehículos Tesla utilizan un cargador a bordo para convertir corriente alterna (CA) desde un cargador de pared a corriente continua (CD) que se almacena en la batería. Los llamados Superchargers constan de múltiples cargadores que funcionan en paralelo para brindar hasta 120 kW de potencia directamente a la batería que se llena en 30 minutos.

La seguridad

De acuerdo con sus creadores, desde su concepción, el Model S está diseñado para ser el auto más seguro en el camino. Gran parte de esta seguridad se debe a su mecanismo eléctrico de transmisión en su propio armazón, ubicado debajo de la célula de aluminio del ocupante.

“Este posicionamiento exclusivo baja el centro de gravedad del vehículo, lo que mejora el manejo y reduce el riesgo de volcaduras; además, reemplaza el pesado bloque del motor con rieles de acero para la absorción de impactos”.

Los impactos laterales son absorbidos por los postes de aluminio reforzado con rieles de acero para reducir intrusiones, lo que protege a los ocupantes y a la batería, y da mayor rigidez al techo. En caso de un accidente, las 8 bolsas de aire protegen a los ocupantes delanteros y traseros, y la fuente de alimentación de alto voltaje se desconecta automáticamente.

Para muchos usuarios este es el comienzo de la nueva tecnología de conducción autónoma, en especial porque Tesla promete traer características semi-autónomas y autónomas a las masas con su nuevo y muy publicitado Modelo 3, un coche que no ha salido a la venta y ya tiene más de 300 mil pedidos. Además porque para el año 2020 habrá al menos 10 millones de autos que se conducen solos en los caminos, según la firma BI Intelligence.

Ingresa para comentar