Millennials y Generación Z, los consumidores del futuro

Dejar un comentario

Las conductas, así como los comportamientos de consumo, no dejan de cambiar y, uno de los motivos para que las personas accedan a bienes y servicios de una manera más conveniente se debe en cierta medida, al uso de la tecnología. Con base en ello, uno de los públicos que más emplean este tipo de herramientas son los jóvenes, especialmente aquellos que pertenecen a la Generación Z (nacidos entre 1997-2010) o los Millennials (nacidos entre 1981-1996).

Millenials Consumidores

De acuerdo con el informe Las 10 principales tendencias de consumo para 2017, elaborado por Euromonitor Internacional, este tipo de público es categorizado como “consumidores en entrenamiento” con un rol más activo en las decisiones de compra, convirtiéndolos a menudo en consultores de compra a través de los medios digitales.

Ante este escenario, las empresas, marcas y especialistas en marketing deben de enfocar sus esfuerzos con base a este tipo de comportamientos de compra. Además, planificar una óptima estrategia digital ayudará a crear un espacio propicio para saber cómo venderles a este tipo de consumidores.

Los Millennials han mostrado tener sus propios hábitos de consumo y un enorme potencial para transformar las estrategias de marketing. Es por ello que la plataforma Commerce 360 define algunas características de estos comportamientos y conductas de consumo:

  • Entienden la relación con la empresa bajo el principio reciprocidad. Es decir, que cuando obtienen un buen servicio, emiten opiniones positivas e influyen en las compras de otros de forma offline y online.
  • Antes de adquirir un producto se informan en blogs y redes sociales. Prefieren estos medios a los tradicionales, como libros, TV o revistas.
  • Están hiperconectados y usan en promedio de 2 a 3 dispositivos tecnológicos al día.
  • Les otorgan a las marcas la oportunidad de mantener con ellos un diálogo abierto. Es decir, si las empresas quieren captar nuevos clientes, deben escuchar el feedback sobre su producto o servicio y dar una respuesta lo más oportuna posible.

También hace hincapié en algunas pautas para que las empresas y marcas puedan captar nuevos clientes de estos segmentos:

  • Comunicar con transparencia y ofrecer a estos jóvenes la intención sobre las ofertas sin enmascarar su composición.
  • Usar las plataformas web y redes sociales para establecer una comunicación directa con ellos y convencerlos de que acudan a la tienda. La primera fase de la compra tiene lugar en Internet.
  • Definir una clara estrategia multidispositivo y multicanal (móvil, tablet, web, email, SMS), ya que los Millennials y los pertenecientes a la Generación Z esperan una presencia activa en todos los canales y dispositivos.

Millenials, Generación Z

Por otra parte, no sólo basta con tener presencia en plataformas digitales, es relevante que las empresas y las marcas generen cierto “feeling” con este tipo de audiencias. De acuerdo con Grupo Acir en su blog oficial, las marcas deben de hacer contacto o “clic” con un público como los Millennials y los Z, y para ello es conveniente establecer objetivos inteligentes de marketing.

Con base en ello, la fuente refiere que para lograr tal objetivo, las marcas pueden considerar tres aspectos:

Segmentación

Es importante conocer sobre qué temas hablan los jóvenes en las plataformas digitales y establecer una comunicación estratégica a través de contenidos dinámicos. Actualmente, los temas de tendencia que hacen eco entre esta audiencia tienen que ver con la ecología, la vida saludable y el comercio justo.

Contenidos de valor

Las marcas y empresas deben aprovechar que estos consumidores buscan información sobre el producto antes de comprar. Es relevante que en los websites y las redes sociales tengan contenidos llamativos y de interés, que coloquen a la empresa  como una organización preocupada por el bienestar integral de sus consumidores.

Fidelización

Las marcas deben ofrecer programas de lealtad que tengan beneficios que realmente sean de su interés. A veces no bastan los puntos o cupones, es por ello que las marcas deberán apelar a su creatividad para despertar sus emociones más que su interés económico.

IoT, la tecnología que conectará al mundo

Ingresa para comentar