5 tips para la gestión de proveedores

Dejar un comentario

La gestión de proveedores se refiere a la acción de mantener buenas relaciones con todas aquellas empresas de bienes y servicios que complementan las operaciones de las empresas.

Gestión de Proveedores

Asimismo, mantener un óptimo esquema de trabajo con los proveedores ayudará a los comercios tradicionales y online para tener los suministros necesarios y brindar la mejor oferta a sus clientes y consumidores.

Por ello, estos son cinco consejos para que las empresas tanto digitales como físicas desarrollen óptimas estrategias de gestión con sus proveedores, de acuerdo con la plataforma de facturación y gestión empresarial online, My Gestión.

5 consejos para desarrollar óptimas estrategias de gestión con sus proveedores:

 

1. Analizar al detalle la elección de proveedores

Entre los criterios de selección, es importante analizar la trayectoria y perfil del proveedor, evaluar su relevancia estratégica dentro de la empresa, referencias y clientes con los que se ha trabajado, así como toda la tecnología, logística e infraestructura con la que cuenta.

Además, la empresa debe de basar su decisión de elección no solo en el precio del acuerdo de trabajo, sino también en el margen de rentabilidad que pueda generar y la calidad del servicio.

2. Análisis de los contratos

Todo acuerdo de negocio también debe estar sustentado por un marco legal. Según My Gestión, independientemente del valor que se pueda dar a otros aspectos de la negociación, la empresa contratante debe buscar información detallada del proveedor antes de firmar un contrato, y comprobar que encaja dentro de los patrones de calidad y servicio al cliente que la compañía necesita.

3. Diseñar un eficiente sistema de pago a proveedores

Uno de los mayores problemas de la relación que una empresa pueda tener con un proveedor es el incumplimiento de contratos. Este tipo de obstáculos se pueden presentar si la compañía tiene deudas y no puede cumplir con los plazos de vencimiento, así como por una mala gestión de cobros y pagos.

Con base en ello, tanto la empresa como el proveedor pueden trabajar bajo un modelo de remesas bancarias, para así garantizar la efectividad de los pagos en los tiempos y plazos estipulados, generando un ahorro de esfuerzos.

4. Tener una comunicación favorable entre empresa y proveedor

La comunicación clara y transparente con los proveedores, permite evitar malentendidos en la operación. En el caso de proveedores como mayoristas, prestadores de servicios, contabilidad o de soluciones de conexión a la red, la empresa deberá avisarles si un documento contable tiene algún error, y así identificar el momento en el que la relación comercial con dicho proveedor no se está desarrollando de la mejor manera.

5. Búsqueda y análisis de nuevos proveedores

La búsqueda de nuevos proveedores permitirá ampliar la visión de otros servicios que puedan apoyar a la operación de la empresa y así no depender de uno solo. De esta manera, trabajar con varios proveedores permitirá conocer nuevos productos que ayuden a cumplir con la política de calidad de la empresa.

Por último, las empresas no deben olvidar que el éxito de las relaciones con los proveedores requiere de información por parte de ambos actores, así como recomendaciones, métricas e incentivos.


Emprender o Innovar

Ingresa para comentar