¿Qué es la Inteligencia Artificial y cómo se aplica en mi negocio?

Dejar un comentario

El mundo tecnológico también tiene lugar para la especulación y hay desarrollos que por su excesiva exposición mediática se han visto tergiversadas y envueltas en una serie de mitos, por ejemplo, la Inteligencia Artificial (IA).

¿Qué es inteligencia artificial?

Para definir IA sería importante definir primero “Inteligencia” que en términos simples englobamos como la capacidad de aprendizaje y autoaprendizaje mediante procesos simples estructurados como prueba-error y simulación de escenarios, por consiguiente, según los expertos, la definición de IA es:

Programa de computación diseñado para realizar determinadas operaciones que se consideran propias de la inteligencia humana, como el autoaprendizaje”

El primer desarrollo importante de esta tecnología fue Deep Blue, una supercomputadora de IBM que en 1996 fue capaz de jugar a ritmo lento contra el mejor ajedrecista del mundo, Gary Kaspárov, aunque en su primer encuentro Deep Blue fue vencida en 4 de las 6 contiendas.

Sin embargo, poco duraría la supremacía del hombre cuando en 1997, Deeper Blue, la hermana mayor de Deep Blue, fue capaz de vencer a Kaspárov con 3 victorias, 2 derrotas y un empate, siendo, por consiguiente, más habilidosa en ajedrez que el mejor jugador del mundo.

Deeper Blue era capaz de jugar contra sí misma y recolectar información de la partida para mejorar sus estrategias de juego. Dos Inteligencias Artificiales más han sido capaces de replicar el logro: Alpha Go, que venció al mejor jugador de Go (5-0), y Watson, quien venció en Jeopardy a los dos más grandes campeones del juego.

¿Cómo se aplica la IA en la industria? 

Esta es la mejor forma que tienen los especialistas de hacer una comparación tangible a la inteligencia humana; una computadora piensa más rápido que un hombre, hace más operaciones por segundo, pero esto es muy diferente a que sea más inteligente.

Es muy común el uso de estas tecnologías para el control de despegues y aterrizajes en los aeropuertos, para la predicción de flujos macroeconómicos o para la búsqueda y mapeo del código genético humano, pero no todo tiene que ser tan complicado, existen múltiples aplicaciones que empresas medianas o relativamente pequeñas podrían dar a esta tecnología.

En atención a clientes, por ejemplo, es posible utilizar Inteligencia Artificial mediante la implementación de Chat Boots, programas capaces de comunicarse con una persona en “lenguaje natural”.  Es decir, procesar la forma en que nos comunicamos e interpretarlo en nuestro lenguaje.

Una Inteligencia Artificial capaz de comunicarse en nuestro propio lenguaje podría memorizar información de consulta importante para profesiones de gran complejidad; un chatbot que ayuda a un abogado con consultas sobre la constitución y legislación de un país o una plataforma que puede apoyar en el diagnóstico de un médico mediante el procesamiento de los síntomas dichos por el paciente.

El avance de la tecnología hace que este sea sólo uno de los usos que tiene la Inteligencia Artificial en la actualidad. Sin embargo, la evolución de los procesos cognitivos que tienen estas máquinas, hacen que en cada interacción aprendan del comportamiento humano y se adelanten a dar respuestas a posibles escenarios. Con el tiempo se espera que esto se aplique a los negocios por el beneficio de las empresas.

Ingresa para comentar