¿Cómo crear un plan para aprovechar Big Data y Analytics?

Dejar un comentario

Big Data y Analytics son dos tecnologías que han cobrado gran relevancia en fechas recientes, la primera se trata del manejo y concentración de grandes volúmenes de datos y la segunda de obtener información de valor para la toma de decisiones. Sin embargo, contrario a la creencia popular, éstas pueden ser aprovechadas en múltiples sectores y no son exclusivas de las grandes industrias.

Big Data y Analytics

¿Por dónde empezar?

Lo primero es definir qué datos genera tu empresa y en que volumen. Si bien no existe una definición exacta de cuántos datos hacen al big data, el informático Field Cady explica en su libro “The Data Science Handbook” que deben ser los suficientes para que no puedan ser gestionados o almacenados en un solo  equipo de cómputo.

Si bien no es una definición exacta, de acuerdo a la Ley de More que refiere que la capacidad de procesamiento de los equipos de cómputo se  duplica cada determinado tiempo, marca un parámetro con el cual definir si tu empresa requiere o no usar big data.

Los datos deben ser categorizados y almacenados de forma correcta, de manera que pueda conectarse con algún sistema de procesamiento externo, generalmente en la nube que permita su correcto aprovechamiento.

Por otro lado, es importante determinar de qué forma serán usados estos datos y ello dependerá de la industria o sector en que tu compañía se desenvuelva. Es importante decir que, aunque tu empresa no genere grandes volúmenes de información, esto no quiere decir que no pueda aprovechar las herramientas de analítica e inteligencia disponibles en el mercado.

¿Dónde aplicar Big Data y Analytics?

Lo ideal es acercarse con algún proveedor Tecnologías de Información (TI) para que realice un análisis de los procesos de tu compañía e identifique cuellos de botella o áreas de oportunidad. Es decir, que alguna parte de la cadena de valor de la empresa pueda ser optimizada de alguna manera, ya sea reduciendo los costos operativos o los tiempos de entrega, por ejemplo.

Las aplicaciones de estas dos tecnologías son muy diversas y van desde la fabricación de nuevos fármacos y la resolución de grandes problemas matemáticos y aritméticos, hasta la optimización de rutas aéreas o terrestres, siendo esto último un importante aliado en empresas de logística y comercio electrónico.

Amazon, Ups y DHL son sólo algunos ejemplos de cómo el big data afecta en todas las industrias por igual. Además, herramientas como Waze aprovechan el big data de sus millones de usuarios para generar rutas más inteligentes y eficientes, siendo esto una forma en que tu empresa puede subirse al tren del big data sin tener grandes concentraciones de información.

Otro de los sectores donde el esta tecnología ha cobrado gran relevancia es en el mundo del marketing, pues en la actualidad prácticamente todas las redes sociales cuentan con herramientas propias para analizar los flujos de usuarios y sus comportamientos, medir el retorno de inversión de las diferentes campañas, en contraste con plataformas publicitarias como la televisión y la radio.

Por último, se debe considerar siempre la política de privacidad de la compañía a la que se contrata para el proceso de analytics, vigilando siempre que los datos proporcionados sean anónimos, asegurando con ello la privacidad y seguridad de cada aspecto de tu organización.

Cinco funciones en la nube para pequeñas empresas

Ingresa para comentar