Cómo hacer negocios con amigos

Dejar un comentario

“Amigos, amigos. Negocios, aparte”. La frase es famosa, pero ¿vale siempre? ¿Abrir una empresa o una sociedad con amigos es siempre peligroso o puede tener ventajas? En este artículo te mostramos opciones de cómo hacer negocios con amigos.

Al establecer una sociedad
Al establecer una sociedad, documenta todo lo que es acordado. Foto: iStock, Getty Images

Los riesgos de hacer negocios con amigos

Formar una sociedad y crear acuerdos estratégicos es una decisión importante, pero basar una sociedad únicamente en el hecho de que tienes una buena relación con otra persona no es un buen negocio.

Una buena química personal, como ocurre cuando dos socios son amigos antes de hacer algún negocio, puede causar una especie de ceguera. Benjamin Gomes-Casseres, profesor de la Escuela de Negocios Internacional de la Universidad de Brandeis, muestra cómo la cuestión de la “buena química” puede ser una trampa.

“Una buena relación personal puede ayudarte a ver oportunidades de trabajar juntos e iniciar un negocio complejo. Para sociedades a largo plazo hay que pensar en circunstancias imprevistas inevitables. No confíes sólo en la química, especialmente para decidir y administrar un gran negocio”, sugiere el académico. La confianza es incierta cuando no se apoya en intereses organizacionales más amplios, apunta Gomes-Casseres.

Al hacer negocios con un amigo, la confianza es fundamental entre los socios, pero no basta en determinadas circunstancias.

Cómo hacer negocios con amigos

Algunos consejos te ayudarán a disminuir los riesgos de una potencial sociedad con amigos:

1. Documenta todo

Establece por escrito, desde el primer momento, las atribuciones de cada socio. Esta tarea de definir límites ayuda a los propios amigos a entender mejor de qué manera va a contribuir cada uno. No necesariamente será una división igualitaria, por el solo hecho de que sean amigos.

2. Contrata abogados diferentes

¿Qué sucederá cuando la empresa comience a dar lucros y tú y tu amigo socio no se pongan de acuerdo sobre qué se debe hacer con el dinero? Contrata a abogados diferentes para analizar el contrato de sociedad y describe las responsabilidades específicas de cada uno.

3. Sé claro

Tú y tu socio deben ser lo más claros posible sobre lo que hará cada uno en la empresa. Define cada detalle de la sociedad: el tiempo que cada uno permanecerá en la empresa, cómo se formará el equipo y cómo trabajarán juntos. Esto es crucial para que no haya conflictos en el futuro.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, deja un comentario y colabora con el intercambio de ideas. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores en las redes sociales.

 

Visita también

Ingresa para comentar