¿Cuál es la diferencia entre SEO y SEM?

Dejar un comentario

El marketing digital se desarrolla en un ecosistema complejo, con denominaciones incomprensibles para quienes no forma parte del medio. SEO y SEM son dos ejemplos de siglas que causan confusión aún entre quien se dedican al asunto.

Para eliminar cualquier posibilidad de duda, vamos a explicar en este artículo cuál es la diferencia entre SEO y SEM.

La diferencia entre SEO y SEM

Aunque los términos estén relacionados entre sí, SEO y SEM no son sinónimos.

SEO

Es la sigla en inglés de Search Engine Optimization, un conjunto de técnicas de programación y creación de contenido para optimizar los resultados de una página en los buscadores como Google, Bing y Yahoo.

Cuando alguien busca una palabra en Google, por ejemplo, el algoritmo del buscador barre la web en búsqueda de las páginas que se relacionen con ese término. La misión es encontrar las direcciones que mejor respondan al deseo del usuario, entregando resultados lo más relevantes posible.

seo y sem
Search Engine Marketing (SEM) es un concepto más amplio que SEO. Foto: iStock, Getty Images

Para ello, el algoritmo recurre a una infinidad de criterios, que la compañía no revela cuáles son y que tan sólo podemos presumir de acuerdo con los resultados obtenidos. Geolocalización, idioma, cantidad de links externos e internos y tiempo que el usuario pasa en una página son algunos de los factores que, se supone, Google analiza.

En este sentido, aplicar técnicas de SEO significa estructurar la web y su contenido para levantar la posición en las páginas de resultados del buscador. Bernardo Sartori, director de operaciones de la agencia especializada en marketing digital Hub Comm, explica que el SEO merece atención porque, cuando está bien estructurado, permite que un futuro cliente encuentre a tu empresa sin que tengas que esforzarte o pagar por ello.

SEM

Es la sigla en inglés para Search Engine Marketing, un concepto más amplio que SEO. Comprende todas las técnicas de marketing relacionadas con los buscadores. Justamente por eso, el SEO puede ser considerado una modalidad de SEM.

Los links patrocinados, como Google Adwords, son el ejemplo más famoso de SEM. Con esta herramienta, el anunciante puede comprar palabras clave y dirigir su marketing sólo a las personas que buscan un determinado asunto.

El gran beneficio de la estrategia es su efectividad, ya que te permite encaminar los recursos de publicidad hacia las personas que realmente se interesan en tu producto.

Quién tiene una pizzería en determinada ciudad, por ejemplo, puede comprar la palabra clave “pizzeria en ‘nombre de la ciudad’”. De esta manera, únicamente quien busque por ese término verá el anuncio. En general, el anunciante estipula un valor límite para el anuncio y sólo paga cuando el usuario clica en el link.

¿SEO o SEM?

Finalmente, es importante señalar que invertir y dedicar tiempo a mejorar el SEO es más rentable que apostar en técnicas de SEM como links patrocinados. La razón es que el resultado orgánico resulta más confiable y tiende a generar frutos a largo plazo, sin que tengas que continuar pagando para recibir accesos.

Comparte este artículo en las redes sociales e invita a tus amigos, compañeros y seguidores a discutir este tema.

Ingresa para comentar