Qué hacer y qué evitar al asumir un equipo de trabajo

Dejar un comentario

Fuiste promovido o heredaste la gestión de los negocios de la familia. Tienes miles de ideas, quieres renovar todos los procesos, ampliar la empresa, atraer clientes… pero te ves frente a una encrucijada. Estás asumiendo un equipo de trabajo, ahora eres el jefe y estás inseguro porque no sabes cómo actuar con tus nuevos subordinados. ¿Y ahora?

“El crecimiento de las compañías y de sus negocios crea nuevos equipos y la necesidad urgente de gestores. Las promociones pasan a ser frecuentes y muchos profesionales se encuentran por primera vez en la posición de líderes”, señala Ana Guimarães, especialista en reclutamiento para el mercado financiero en la consultora Robert Half.

“Quien asume un cargo de gestión casi siempre es un profesional que se destaca técnicamente o que ya es reconocido como un líder natural del equipo. Así, la promoción para el cargo de coordinador o gerente es un reconocimiento natural“, afirma.

¿Qué hacer al asumir un equipo de trabajo?

Aunque sea un reconocimiento natural, es bastante común que el profesional experimente una cierta inseguridad al asumir un equipo de trabajo. Quien asume ese cargo por primera vez puede seguir algunos consejos, indica la especialista.

“Como gestor, el profesional debe recordar que conoce las dificultades de sus subordinados, pues fue uno de ellos. Su función como líder ahora será ayudar al equipo a mejorar sus puntos débiles y a aprender”, afirma.

Observar a otros líderes de la empresa, que son modelos de gestión de personas y que presentan buenos resultados, también puede ayudar a quien está asumiendo esa responsabilidad por primera vez. Saber delegar es una actitud importante.

“Un gestor recién ascendido es un profesional que está por encima del promedio. A partir del momento en que asume como jefe su desafío será evitar asumir las tareas de todo el equipo”, orienta Guimarães.

equipo de trabajo
El gestor que asume un nuevo equipo de trabajo debe saber delegar tareas. Foto: iStock, Getty Images

¿Qué se debe evitar?

Saber actuar frente a un equipo de trabajo es tan importante como saber lo que no debes hacer:

  1. Ver a los empleados tan sólo como subordinados y no como parte de un engranaje.
  2. Decir una cosa y hacer otra diferente.
  3. No dedicar tiempo a las personas del equipo.
  4. Asumir una tarea delegada a otro.
  5. Colocar rótulos (competente, incompetente, perezoso) a las personas del equipo.

Otro factor muy importante es entender que te estás formando como gestor y, por lo tanto, puedes cometer deslices. “El intercambio con el equipo es muy enriquecedor, pues ayudará en la formación del nuevo jefe. El nivel de exigencia es muy alto, pero el retorno puede valer mucho la pena. Los buenos líderes se reconocen por retener y atraer a las personas. Esa capacidad se valora mucho en el mercado”, resume la especialista en reclutamiento.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar