4 mitos sobre el crédito para pequeñas empresas

Dejar un comentario

En internet hay mucha información sobre créditos para pequeñas empresas. El problema es que la cantidad no significa necesariamente calidad y es por eso que también hay muchos rumores infundados y mitos sobre el tema.

Créditos para pequeñas empresas: lo que debes olvidar

Cuando buscas un crédito para tu empresa, debes poner mucha atención y cuidado para evitar algunos engaños. Conoce aquí cuatro mitos sobre el tema y cómo prevenirte.

crédito para pequeñas empresas
No es completamente verdadero que los procesos hoy sean totalmente impersonales. Foto: iStock, Getty Images

1. La aprobación lleva una eternidad

Si estás ansioso para ampliar tu pequeña empresa o necesitas dinero para cubrir gastos inesperados, es común que, al buscar un crédito, te preguntes: ¿En cuánto tiempo voy a obtener el dinero?

“Aunque muchas fuentes especializadas dicen que esto puede llevar meses, esa información está desactualizada”, dice el cofundador y CEO de Fundera, Jared Hecht, en un artículo de la revista Entrepreneur. “Existen muchos medios de obtener crédito rápido y fácil, incluso con solicitudes online”, detalla Hecht.

2. Las empresas nuevas no deben recibir crédito

Otorgar crédito a pequeñas empresas es algo complicado, especialmente si estás comenzando. ¿Esto es verdad? Muchos especialistas recomiendan que, si estás comenzando, procures venture capitalists o “inversores ángeles”. De hecho, estas soluciones son muy populares, aunque no son las únicas.

Existen instituciones financieras que ofrecen buenas condiciones para empresas que, por ser nuevas, no tienen antecedentes de crédito para calificarse. Tal vez las condiciones no sean las ideales, pero se pueden encontrar buenas alternativas.

3. Las entidades sólo miran tu puntaje de crédito

Este es otro mito sobre la percepción que las personas tienen de los modelos y políticas para conceder crédito a pequeñas empresas. En función de la gran demanda por este tipo de financiación, las entidades bancarias pasaron a considerar otros aspectos  además de tu puntaje de crédito.

Así, actualmente consideran cuestiones más amplias, como trayectoria de la empresa, ingresos y flujo de caja, lo que hace que el proceso sea menos burocrático.

4. La aprobación depende de un algoritmo impersonal

Algunos dicen que antes de la era de la tecnología era mucho más fácil obtener un crédito para pequeñas empresas. Según esas personas, antes había mucho más contacto y proximidad con las entidades bancarias y sus gerentes. Hoy, la automatización de los procesos ha hecho todo mucho más impersonal.

Esto no es completamente verdadero. Claro que se analizan aspectos objetivos, pero también se toma en cuenta el lado subjetivo. Inclusive el plan de negocios y las estrategias de marketing ayudan a conseguir el crédito deseado.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

¿Quieres conocer nuestros servicios para tu negocio?

Ingresa para comentar