Economía Naranja ¿cómo definirla?

Dejar un comentario

Definir la Economía Naranja es un asunto complejo. Plasmar un concepto definitivo es absurdo e innecesario, opinan Felipe Buitrago Restrepo e Iván Duque, autores de “La economía naranja, una oportunidad infinita”. Explican que el naranja, cuyos pigmentos se usaban desde el antiguo Egipto para adornar la tumba de los faraones, es el color por excelencia para la cultura, la creatividad y la identidad. 

img_787x376_post_territorio-creativo_economia-naranja

Para aludir a este fenómeno se usan una variedad de términos tales como industrias culturales, industrias creativas, industrias del ocio, industrias del entretenimiento, industrias de contenidos, industrias protegidas por el derecho de autor, economía cultural y economía creativa.

La economía creativa comprende los sectores en los que el valor de sus bienes y servicios se fundamenta en la propiedad intelectual: arquitectura, artes visuales y escénicas, artesanías, cine, diseño, editorial, investigación y desarrollo, juegos y juguetes, moda, música, publicidad, software, TV y radio, y videojuegos. Así lo definió John Hawkins, uno de los pioneros en el tema, a principios del nuevo milenio.

Para conocer más información sobre economía naranja, clic aquí 

Imagen destacada @rise-a-mui, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

 

¿Quieres conocer nuestros servicios para tu negocio?

Ingresa para comentar