Las mejores prácticas en seguridad con el Servidor web

Dejar un comentario

Un servidor web es un programa que tramita las aplicaciones ejecutando conexiones bidireccionales y/o unidireccionales. Se emplean de manera síncrona y asíncrona con el cliente, para la generación de una respuesta en cualquier lenguaje que maneje el usuario. El código recibido se compila y ejecuta mediante un navegador web. Para transmitir los datos, se suele usar el protocolo HTTP.

Sus funcionalidades de acuerdo a Chavarria y Gudiño (2017) son:

  • Atención de manera eficiente; ya que se pueden generar variadas solicitudes HTTP.
  • Gestionar los errores por las páginas no encontradas. Informa al usuario o redirecciona a páginas predeterminadas.
  • Manejo de la información a transmitir, considerando su formato.
  • Gestión de las peticiones recibidas, errores producidos y toda información registrada y analizada posteriormente.

Servidor Web: Qué tener en cuenta para las empresas

10 tips para proteger un servidor web

 

  1. Realización de inventario de sistemas basados ​​en la Web. Examinar conmutadores Ethernet, las copiadoras y las cámaras en red. Se puede ejecutar un simple escaneo de puertos de los segmentos de red.
  2. Priorizar los sistemas de función empresarial y la información que procesan. Aunque es necesario tener en cuenta todos los sistemas web, es importante enfocarse en aquellos que implican dinero.
  3. Herramientas de pruebas correctas. Se necesitarán herramientas de nivel de red de calidad. Tales como herramientas centradas en la web como WebInspect, N-Stalker Web Application Security Scanner y Acunetix Web Vulnerability Scanner.
  4. Establecer las expectativas de todos. Es importante asegurarse de que todos los empleados estén al tanto de la seguridad. Informar sobre los resultados esperados. Esto minimizará el impacto en la red, los servidores y el negocio en general.
  5. Realizar análisis automatizados. Ejecutar las herramientas enumeradas anteriormente para encontrar vulnerabilidades confirmadas y potenciales en el servidor web y las aplicaciones.
  6. Realizar un análisis manual. Determinar los hallazgos del escáner válidos y encontrar otras fallas en la lógica de la aplicación que las herramientas automatizadas no podrán encontrar. Observar el sistema desde todas las perspectivas posibles.
  7. Concentracion en las vulnerabilidades urgentes e importantes. Enfocarse en las fallas de seguridad fácilmente explotables en los sistemas más críticos. Luego realizar un seguimiento de los hallazgos de menor prioridad.
  8. Realizar un análisis del código fuente en un software personalizado. La única forma razonable de realizar una revisión de código como esta es usar una herramienta de análisis estático automatizado como Klocwork, DevInspect y Fortify 360.
  9. Delegar las tareas de remediación y hacer un seguimiento. Nunca debe dejarse de lado el seguimiento de las vulnerabilidades. Hay que tomar medidas continuas para la seguridad del servidor web.
  10. Probar varias veces. Dado que las fallas de seguridad están en constante evolución, es preciso estar alerta de forma periódica y constante sin fallar. Sin excepciones.

Las debilidades están ahí; por lo que hay que estar alerta del servidor web o pirateo de aplicaciones. Es solo cuestión de convertirlo en una prioridad. Es vital encontrarlos y corregirlos antes de que alguien más los descubra y saque provecho.

¿Quieres conocer nuestros servicios para tu negocio?

Ingresa para comentar