Cómo instalar botones para compartir e impulsar el tráfico de tu web

Dejar un comentario

¿Qué tal permitir que los clientes divulguen tu marca espontáneamente? Es así que funcionan los botones de compartir. Conforme explica Jessé Rodrigues, especialista y consultor de marketing digital, producir un buen contenido y estimular la divulgación contribuye a aumentar la repercusión de la web de la empresa.

De esta forma, atraes amigos de los clientes, aumentas el alcance de los posts y generas tráfico para la página. En este artículo, vamos a explicar cómo instalar los botones de compartir en la práctica y presentaremos algunos consejos para que puedas crear un contenido digno de tu compañía.

compartir
Facebook y Twitter son las principales redes sociales para compartir contenido entre los usuarios. Foto: iStock, Getty Images

 

Ampliando la repercusión

Es menos probable que una marca conquiste la atención del público con la autopromoción que con menciones orgánicas. Es decir, un usuario que ve un amigo hablando de alguna empresa tendrá más ganas de conocerla que otro que utiliza un anuncio pago de la misma compañía.

 

Además, es más probable que el contenido sea replicado cuando alguien lo comparte “Cada usuario en las redes sociales tiene centenares de ‘amigos’ conectados, Es decir: una publicación cualquiera puede impactar centenares o miles de personas en pocos minutos”, explica Rodrigues.

Así, los botones de compartir permiten que la empresa alcance nuevos consumidores. “Estimular el compromiso del público es acelerar y calificar la comunicación con los amigos de tus clientes”, exalta Rodrigues.

Cómo colocar botones de compartir

La mayoría de las plataformas que hospedan webs en sus servidores cuenta con plantillas predefinidas para insertar los botones de compartir en las publicaciones. Es sólo seleccionar tu preferido, con diseño y funcionalidades que combinen con la identidad visual de la web.

Si el publicador en el que tu web está hospedada no cuenta con este recurso, necesitas widgets y plugins específicos para instalar las herramientas manualmente. En general, el proceso es intuitivo y no demanda mucho tiempo.

Existe la posibilidad de que debas alterar el código de programación de la web para insertar la barra con los botones de compartir. En este caso, el procedimiento es un poco más complejo y exige nociones básicas para evitar errores que perjudiquen la estructura de la web. Recurrir al soporte técnico o al programador de confianza puede ser una buena opción, pero webs como el Shareaholic traen tutoriales para simplificar el proceso.

Las redes sociales que merecen tu atención, por la popularidad y favorecimiento a la interacción entre usuarios, son: Facebook, Twitter, Google+, Pinterest y LinkedIn. Con una opción de compartir fácil, el contenido de tu web tendrá un alcance mayor.

La ubicación de los botones queda a tu criterio, pero hay lugares consagrados: la parte superior e inferior de las publicaciones.

Atención al contenido

No sirve de nada tener los botones si tu contenido no es relevante y útil para el lector. “Es recomendable que el contenido resuelva problemas específicos de tu público”, orienta Rodrigues. “Por ejemplo, si mi empresa vende neumáticos, ¿por qué no producir un post en el blog de la empresa sobre los neumáticos más seguros para autos económicos?”, sugiere.

La idea es ofrecer contenido gratuito que califique tu lector. Cuando percibe que tu página contiene información relevante, asume que tú eres la autoridad en el asunto y puede compartir tu texto en su red social preferida. Este es el principio del marketing de contenido.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

¿Quieres conocer nuestros servicios para tu negocio?

Ingresa para comentar