Conoce el mercado de franquicias para la tercera edad

Dejar un comentario

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la población de adultos pasará de los actuales 841 millones a 2000 millones en 2050. Ante tal perspectiva, los nuevos desafíos del sector de la salud serán el control la enfermedades crónicas y el bienestar de la tercera edad.

Tal aumento de la población representa una oportunidad de actuar en un sector con demanda creciente y que aún carece de servicios especializados. No faltan ejemplos de cómo este escenario puede ser un éxito para las franquicias.

Franquicias enfocadas en la tercera edad

Si piensas en comenzar un negocio enfocado en el público adulto mayor, vale la pena conocer dos ejemplos de franquicias que actúan en América Latina y vienen creciendo en los últimos años:

Vida Abuelo

Vida Abuelo es una red de tiendas impulsada por el aumento de la población mayor. Se ha convertido en una franquicia que actúa en México, donde vende productos para mejorar la calidad de vida del público de la tercera edad.

La red ofrece, a través de tiendas físicas y por internet, desde productos alimenticios hasta artículos que aumentan la movilidad y permiten mayor independencia.

Home Angels

El aumento de la expectativa de vida de la población llevó a los empresarios Artur Hipólito y Marco Emperador a identificar una oportunidad de negocio en Brasil. La experiencia de Emperador en el cuidado de sus abuelas dio origen a Home Angels.

El objetivo -explica Ana Claudia Quagllio Menchini, gerente general del Grupo Zaiom, responsable por la franquicia- fue crear una empresa especializada en la atención de cuidadores de ancianos.

La red cuenta actualmente con más de 160 unidades franqueadas. Está especializada en ofrecer asistencia emocional y física para que los clientes mantengan una rutina completa.

tercera edad
El crecimiento de la población de adultos mayores trae una buena oportunidad para ofrecer servicios especializados. Foto: iStock, Getty Images

Por qué apostar en franquicias para la tercera edad

El aumento de la población de la tercera edad no es el único motivo para apostar por un servicio para este público. Las nuevas configuraciones familiares y las relaciones de trabajo también son decisivas.

“Como los hijos no van a abandonar su vida profesional para cuidar a los padres, buscan servicios especializados para que el cuidado sea el mismo de una persona de la familia”, dice Menchini.

A la vez, aún es pequeño el número de emprendedores que se dedican exclusivamente a los ancianos y piensan en soluciones que puedan agrupar servicios y productos en un único lugar.

No obstante, la gerente general del Grupo Zaiom observa que abrir un negocio para la tercera edad exige cuidados específicos, como la contratación de profesionales altamente capacitados y soporte constante para resolver problemas que pueden surgir en el contacto diario.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, deja un comentario y colabora con el intercambio de ideas. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores en las redes sociales.

Ingresa para comentar