Cómo hacer un recorte de costos en tu empresa

Dejar un comentario

El recorte de costos merece una atención especial del pequeño y mediano empresario, pues es una alternativa para aumentar la competitividad de la empresa y mejorar las ganancias de los productos y servicios. En este artículo, mostraremos algunas opciones para reducir los gastos de tu negocio. ¡Buena lectura!

El recorte de costos viabiliza el crecimiento

En un escenario de dificultad, ya sea una crisis financiera nacional o un aumento de la competencia, la solución puede estar en el recorte de costos. Cuando se hace de manera responsable, sin comprometer la calidad del producto o servicio, permite aumentar el margen de beneficio de la empresa y mantener los precios competitivos en el mercado.

“La regla general del mundo de los negocios es la de reducir los costos, aumentar los ingresos y maximizar los beneficios. Simple, pero difícil de implementar. A medida que crecen las ventas, la tendencia de las empresas es contratar a más empleados, ampliar la estructura tecnológica y aumentar los stocks”, escribió el consultor empresarial Michael Evans en un artículo publicado en la revista americana Forbes.

La solución sugerida por él para evitar la pérdida de competitividad durante el crecimiento está justamente en la reducción de costos de los llamados gastos no estratégicos para el éxito de la compañía. Pero ¿cómo poner en práctica esta idea?

recorte de costos
Garantizar la sostenibilidad financiera de la empresa es uno de los principales objetivos de la reducción de costos. Foto: iStock, Getty Images

Consejos para ejecutar el recorte de costos

Para encontrar la eficiencia de los procesos de tu empresa, necesitas evaluar con criterios objetivos todos los segmentos que componen la estructura organizacional. Conversa con los supervisores para entender los excesos de cada área y considera las siguientes opciones:

Automatizar procesos

Evalúa las rutinas de tu empresa e identifica los sectores que pueden ser automatizados. La tendencia es que, mientras menos personas sean necesarias para realizar una tarea, más barata será. La inversión en maquinaria puede parecer alta en un primer momento, pero, con un análisis amplio, descubres si vale la pena en el mediano plazo.

Cambiar el proveedor

¿Tus actuales compañeros son imprescindibles en la calidad de tus productos y servicios? ¿Conoces a todos los proveedores de tu región? Evalúa las opciones para descubrir si hay alternativas más baratas o que representen ventajas financieras para tu empresa.

Tercerizar servicios

Ciertamente hay servicios que pueden ser tercerizados en tu empresa. Del abogado al contador, pasando por la limpieza, mantenimiento y vigilancia, debes considerar la tercerización de actividades no esenciales para reducir costos.

Revisar el plan de beneficios

Evalúa el plan de beneficios ofrecido a tus empleados y descubre si existen paquetes de servicios que no son utilizados de forma plena. Las pequeñas reducciones pueden hacer la diferencia, ya que son aplicadas a todos los empleados.

Reducir la carga de impuestos

¿Tienes certeza de que operas en el régimen de aranceles ideal para tu rubro de acción y el tamaño de tu empresa? Con la ayuda de un contador, tal vez consigas reorganizar la carga de impuestos y reducir los gastos.

Por último, vale recordar que, si no tienes experiencia en la reducción de gastos de una empresa, es mejor contratar profesionales o consultorías especializadas en el asunto. La inversión puede ser benéfica en el mediano y largo plazo, aunque parezca un poco elevado en un primer momento.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar