Cómo manejar un cambio organizacional

Dejar un comentario

La competencia en el mundo de los negocios por un buen lugar en el mercado es cada vez más fuerte. Ello requiere de una adaptación frente a los desafíos y pensar en la gestión del cambio organizacional es fundamental.

La importancia del cambio organizacional para tu empresa

Es natural que te preguntes: ¿por qué la gestión del cambio organizacional es tan importante? Tanto para empresas como para los colaboradores, este cambio puede traer motivación, más oportunidades de carrera y optimización de los resultados.

Vale la pena recordar que las personas son el centro de este proceso.

Al optar por entrar en un proceso de gestión del cambio organizacional, el empresario debe ser consciente de los desafíos que enfrentará. Entre estos, los principales son el abandono de viejos y malos hábitos, reubicación y adopción de una nueva organización.

cambio organizacional
Conducir la gestión de cambio organizacional requiere atención y capacidad de liderazgo por parte de los empresarios. Foto: iStock, Getty Images

5 pasos para facilitar la gestión de cambio organizacional

Tratar con gestión de cambio no siempre es fácil. Exige compromiso de todas las partes, desde los directores hasta los empleados. La transición, sin embargo, puede ser más suave siguiendo algunos pasos.

Dale Kirke, especialista en aprendizaje y desarrollo de Thales Training and Consultancy, enumera cinco pasos que considera principales:

  1. Establece el sentido para el cambio

Es el primer paso para cualquier cambio. Pero, ¿cómo saber si es el momento? La respuesta es simple: cuando tú y tus empleados sepan el motivo del cambio, es porque ya deben implementarlo. Probablemente, tendrás éxito después de ponerlo en práctica.

  1. Comparte las nuevas visiones y los nuevos valores

Tras entender la necesidad del cambio, debes establecer nuevas visiones para el futuro. Pero también es fundamental que las comuniques a todos aquellos que serán afectados. Esto incluye a clientes, directores, colaboradores e incluso tercerizados y proveedores.

Crear un conjunto de nuevos valores y compartirlos puede ayudar a la adaptación de las personas. Esto reducirá el impacto de las modificaciones y hará que los desafíos y contratiempos sean más naturales, lo que facilita la gestión de cambio.

  1. Informaciones y recursos

Administrar cambios exige un alto grado de planificación y depende de la existencia de un proyecto eficaz, tanto en el aspecto técnico como financiero. Los recursos deben prever gastos de personal, instalaciones, tecnología de la información y otros elementos indispensables para el éxito del proyecto.

Si no consideras debidamente estos puntos, el error será mucho más notorio y caro en las etapas siguientes.

  1. Gestión y capacidad de liderazgo

Administrar un equipo puede ser algo naturalmente complicado. Durante procesos de cambio, esa tarea exige aún más atención de los líderes. Es fundamental que la empresa dé condiciones para que los líderes administren estos cambios.

También es importante considerar las habilidades y comportamientos específicos para conducir el cambio. Una capacitación para preparar a los empleados es un buen consejo.

  1. Comunicación

Mantener un buen nivel de comunicación ayuda a mantener a todos informados y comprometidos durante las etapas del proceso de cambio organizacional. A medida que se implementan y comunican las modificaciones, habrá un impacto diferente dependiendo de su eficacia. Es fundamental que los gestores tengan conocimiento del resultado de cada cambio.

¿Te gustaron los consejos para la gestión de cambio organizacional? Entonces, comparte el artículo en las redes sociales. Si tienes otros consejos sobre el tema, regístrate en los comentarios y contribuye con el debate.

Ingresa para comentar