Audiencia atenta: cómo hacer una buena presentación

Dejar un comentario

Con un micrófono en mano, el disertante se mueve por el escenario y la platea acompaña con atención sus movimientos y palabras. Cuando descubres cómo hacer una buena presentación, esto es lo que lograrás con tu público.

Crea un diálogo, no una presentación

El escritor y emprendedor John Coleman explica, en un artículo de Harvard Business Review, que para ser eficaz en una presentación debes establecer un diálogo con el público.

El punto aquí es que una idea que el presentador haya elaborado por su cuenta no tiene tanta fuerza para la platea si ellos no sienten que han contribuído de alguna manera en esa elaboración.

“Cuando creamos una solución perfecta por nuestra cuenta y la presentamos como siendo nuestra, ignoramos el hecho de que cada integrante de la platea debe llegar a esas conclusiones por su propia cuenta para entender cabalmente la idea, creer y estar dispuesto a trabajar por ello”, sostiene Coleman.

Hay que recordar también que pasar una hora únicamente escuchando a un presentador puede ser un tedio. “Las personas quieren hacer preguntas y dar su opinión. Quieren debatir para resolver el tema”, agrega.

cómo hacer una buena presentación
El primer paso para montar una presentación memorable es estudiar a la audiencia. Foto: iStock, Getty Images

Cómo hacer una buena presentación

Así, para lograr el éxito en tu presentación, los siguientes pasos te ayudarán:

  1. Estudia a tu audiencia

El primer paso es analizar al público que escuchará la presentación. ¿Quiénes son esas personas? ¿Qué desean oir? ¿Cuál lenguaje usan? Si no consideras estos aspectos podrás equivocarte en el tono de tu disertación. Nada es más vergonzoso que contar chistes en un momento inapropiado o hacer referencias que nadie entiende.

  1. Usa recursos tecnológicos

Vale la pena enriquecer tu presentación con recursos tecnológicos. Analiza la estructura a disposición y considera incluir vídeos, por ejemplo, para explicar algún asunto o demostrar el funcionamiento de un proceso. El PowerPoint sigue siendo el programa más popular, pero no descartes opciones como Google Presentaciones o Prezi.

  1. Menos es más

Sé breve y puntual. Es difícil mantener la atención del público. Por ello, cuanto menos amplio y más directo seas, más posibilidades tendrás de que tu presentación sea un éxito. Llenar los slides con párrafos enteros, por ejemplo, aleja la atención. Elige un diseño claro y simple.

  1. La estética es importante

Una presentación visualmente bonita significa que has preparado el tema y eso agrada a los oyentes. Además, la estética puede ayudar a transmitir el mensaje, siempre que la uses con inteligencia.

  1. Practica, practica, practica

Por último, pero no menos importante, recuerda que la práctica conduce a la perfección. Practica la presentación tantas veces como sea necesario para que te sientas seguro. Recuerda también chequear el funcionamiento de los recursos que usarás.

Comparte este contenido con tus amigos y seguidores en las redes sociales. Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, deja un comentario y colabora con el intercambio de ideas.

Ingresa para comentar