Corte de gastos: aprende a comunicar la reducción del personal a los empleados

Dejar un comentario

Casi todo gestor, en algún momento de su carrera, se depara con la reducción del personal. Esta decisión puede afectar a un sector o a la empresa en general.

Como el despido suele ser un momento negativo y de mucha carga emocional, es necesario prepararse para comunicar el despido de la mejor forma posible. Anticipar las reacciones de los empleados y ser transparente, por ejemplo, son actitudes básicas. Descubre cómo actuar en ese momento.

reducción del personal
Tratar adecuadamente el despido de empleados es esencial en el medio empresarial. Foto: iStock, Getty Images

Reducción del personal para reducir costos

Cuando disminuye la demanda por trabajo y los beneficios caen, tú intentas reducir los gastos de todas formas hasta que resulta inevitable la reducción del personal.

El criterio para definir quién será despedido es variable. En general, se consideran aspectos como antigüedad en la empresa, importancia para el funcionamiento de los procesos, productividad y calidades generales de trabajo.

De cualquier forma, es importante que tu decisión sea definitiva y amparada en argumentos sólidos. Cuando lo que se eliminará será la vacante, por ejemplo, el proceso de despido será más impersonal.

Antes de comunicar a los empleados la reducción del equipo, debes analizar todos los aspectos de la decisión, lo que incluye el futuro de la empresa y la carrera profesional del empleado.

Prepara todos los documentos necesarios para agilizar el proceso y evitar cualquier tipo de fricción a última hora. Es recomendable hacer un backup de los archivos que estaban bajo la responsabilidad del empleado.

Prepárate, también, para reacciones como:

  • Sorpresa
  • Desamparo
  • Llanto
  • Desesperación
  • Rencor
  • Rabia

El despido, de hecho, es un momento negativo. Evita, por lo tanto, hacer chistes o adoptar un estilo divertido en ese momento. Prepara tus argumentos, ten convicción de la decisión y manténte muy profesional.

¿Cual es el mejor día para despedir?

Lo ideal es comunicar la decisión al empleado cuanto antes. Esperar una fecha específica, sin embargo, puede facilitar ese proceso. Aunque no haya una unanimidad sobre cuál es el mejor día para un despido, piensa en el perfil del empleado.

El lunes le permitirá comenzar inmediatamente a buscar otro empleo. El viernes, por otro lado, le permitirá aprovechar el fin de semana para organizarse, siempre que no se deprima y caiga en conductas perniciosas. Todo depende, por lo tanto, del perfil del colaborador.

Comunicar la reducción del equipo

Elige un local privado para comunicar la decisión (puede ser tu oficina o la oficina de reuniones, por ejemplo) y actúa naturalmente al solicitar la presencia del empleado.

Cuando se trata de una reducción del personal, la mejor forma de comunicar el despido es explicar las dificultades de la empresa y la necesidad de tomar una decisión estratégica, y no personal. Explica entonces que no se trata del desempeño del empleado, si ello es verdad, claro.

Una buena práctica agradecer al empleado por los servicios prestados es reconocer su importancia para el desempeño de la empresa. Pero no exageres en los elogios, pues eso puede llevarlo a cuestionar la decisión.

En el momento de comunicar el despido, es importante demostrar autoridad y explicar que la reducción del personal no tiene vuelta. El despido no es una elección de los empleados ni es negociable.

Evita atribuir la decisión del despido a otros sectores para ganarte la simpatía del despedido, pues esa postura también abre margen a cuestionamientos. Explica que apoyas la decisión, por más que lo lamentes.

Muéstrate dispuesto a recomendar al profesional a otras empresas, si así lo desea. Muéstrate, también, sensible y preocupado con su futuro, presentando sugerencias y oyendo con atención al empleado.

Equipo reducido. ¿Y ahora?

Después de comunicar la decisión al empleado, prepárate para tratar con el resto del grupo. La mejor alternativa es ser transparente y comunicar la decisión explicando los motivos por los cuales fue necesaria la reducción.

Busca tranquilizar al equipo y explica cómo será el proceso de trabajo a partir de ese momento. La transparencia y la sinceridad son buenas prácticas para lograr la movilización del grupo de empleados.

Si los consejos te fueron útiles, comparte este artículo en las redes sociales e invita a tus amigos, compañeros y seguidores para la discusión. Si tienes dudas acerca del asunto, no hesite en dejar tu comentario.

Ingresa para comentar