¿Son productivas las reuniones que se hacen caminando?

Dejar un comentario

Imagina el siguiente escenario: estás en una sala pequeña, apenas iluminada y con muchas personas, oyendo a alguien por casi una hora. El tiempo pasa y el monólogo se alarga, sin que surjan ideas o una solución para el problema. ¿Será que el ambiente hace parte del problema? ¿Es posible tener reuniones productivas sin que los participantes se sientan cómodos?

Si quieres innovar e intentar una forma diferente de reunión, te aconsejamos las caminatas al aire libre. Puede sonar extraño, principalmente si tu empresa tiene métodos de gestión tradicionales y la relación entre compañeros de trabajo es bastante formal. Pero adoptar esta práctica estimula la creatividad en los encuentros y los hace más productivos.

reuniones productivas
Las caminatas al aire libre hacen que las reuniones de trabajo sean más productivas. Foto: iStock, Getty Images

Reuniones productivas al aire libre

Compara los dos escenarios: la sala poco iluminada y apretada, descrita arriba, y un ejercicio al aire libre, en un lugar rodeado de árboles y sin la opresión visual de una reunión formal. La tendencia es que la segunda opción inspire más libertad. En lugares abiertos, las ideas van a fluir con más naturalidad y hay mayor oportunidad de tener reuniones productivas.

Y eso no es sólo una teoría. En una investigación de 2014, realizada por los profesores Daniel Schwartz y Marily Oppezzo, de la Universidad de Stanford, y publicada por American Psychological Association, quedó comprobado que la caminata influye positivamente en el proceso creativo.

Sin embargo, es preciso saber usar este artificio con sabiduría. Las reuniones tienden a ser más productivas en grupos pequeños, de 3 a 5 personas. Más gente, ya hace el ejercicio complicado y dispersa las ideas. Además, todos los participantes deben estar en capacidad de realizar por lo menos una actividad física leve y que no haya riesgo de lesiones u otros problemas de salud.

Tres razones para hacer reuniones caminando

Además de los beneficios ya citados, existen otras ventajas de transformar las caminatas en reuniones productivas. Entérate:

1. Beneficio para la salud

El sedentarismo y la mala postura en el trabajo, sobre todo en empresas grandes y oficinas, pueden traer perjuicios para la salud. Una pausa para caminar puede reducir estos riesgos.

2. Ruptura de barreras jerárquicas

La reunión a pie tiende a disminuir la distancia entre jefes y trabajadores, por ejemplo. Eso hace el encuentro más amigable y aún más productivo. El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, es fan de este tipo de reuniones.

3. Empleados más felices

Acabar con la rutina diaria de trabajo, aliada a un ejercicio al aire libre, ayuda a transformar el ambiente laboral. La sensación de solidez aumenta y los empleados quedan más contentos. Como consecuencia, la productividad aumenta.

¿Te gustó conocer cómo las caminatas pueden transformar las reuniones? Si estos consejos fueron útiles, comparte este artículo en las redes sociales e invita a  tus amigos, compañeros y seguidores a discutir este tema.

Ingresa para comentar