Crowdsourcing y crowdfunding: conoce estas herramientas de colaboración

Dejar un comentario

Crowdsourcing y crowdfunding son dos herramientas interesantes para obtener colaboración y recursos para tu nuevo proyecto. Descubre cómo funcionan y cuáles son las diferencias entre las dos.

Qué es crowdsourcing  

La palabra se origina de crowd (multitud, traducido del inglés) y source (fuente). O sea, crowdsourcing puede ser comprendido como un grupo de muchas personas concentradas en contribuir con una misma idea. El término sourcing puede ser traducido como tercerización, pero el crowdsourcing se diferencia de este tipo de servicio pues no es producido por un grupo cerrado, y sí por un grupo indefinido y variado.

Los involucrados en el proceso no son personas contratadas, y sí interesados en participar del proyecto y hacerlo crecer, colaborando con aquello que es posible. Adherir al método de crowdfunding puede ser un recurso interesante para proyectos innovadores, agilizando procesos de producción y contando con la colaboración de personas que buscan objetivos en común.

crowdsourcing y crowdfunding
Crowdsourcing es la fuente para buscar ideas, crowdfunding encuentra personas que están dispuestas a invertir en el proyecto. Foto: iStock, Getty Images

Pero ¿dónde buscar personas que puedan ayudar en tu proyecto a través de crowdsourcing? Existen muchos métodos, pero actualmente Internet es una de las mejores fuentes para encontrar compañeros de crowdsourcing.

Esta colaboración puede ser remunerada o voluntaria:

Remunerada

Ejemplos de crowdsourcing remunerados son los bancos de imágenes, como Shutterstock e iStock. Estas plataformas ofrecen millones de fotos hechas por miles de colaboradores en todo el mundo. Así, el fotógrafo gana por cada download, y la web gana por el conjunto de la obra.

Voluntaria

Wikipedia es el mejor ejemplo de crowdsourcing no remunerado. La mayor enciclopedia del mundo es creada, mantenida, editada y revisada por colaboradores en todo el mundo, que buscan compartir su conocimiento de forma gratuita.

Y el crowdfunding, ¿qué es?

El origen del término viene de la junción de las palabras crowd y funding (financiación, traducido del inglés). El crowdfunding es ideal para las personas que tienen una idea, pero no saben exactamente dónde buscar recursos para comenzar. Se trata de una financiación colectiva, en el cual varias personas se juntan en torno a una misma idea, invierten los recursos que pueden para colocar en el proyecto, producto o servicio en práctica.

Existen varias webs especializadas en crowdfunding, que pueden ayudarte a buscar compañeros para tu idea. Uno de ellos es el Kickstarter, la mayor web de crowdfunding del mundo. Así como en el crowdsourcing, Internet es el mejor lugar para encontrar personas para ayudar en tu proyecto a través del crowdfunding.

Para conseguir buenos resultados a través del crowdfunding, lo más adecuado es que realices una planificación financiera detallada. Proyecta cuáles son los valores que quieres alcanzar, y en cuánto tiempo deseas llegar a esta meta. A partir ahí, piensa en estrategias que sean capaces de conquistar personas para invertir en tu proyecto. Acuérdate también en no pensar demasiado grande, o prometer absurdo y valores inalcanzables de retorno para aquellas personas que acepten colaborar con tu proyecto. Todo debe ser pensado dentro de la planificación.

Ejemplo de crowdsourcing y crowdfunding

Shroud of The Avatar, del estudio Portalarium, es un juego que está utilizando crowdsourcing y crowdfunding. En el lanzamiento, recaudó 2 millones de dólares, el doble de lo planeado, en el Kickstarter.

Después, a lo largo de los primeros meses, reunió una base de fans que colabora espontáneamente con canciones, dibujos, arte y otros recursos.

Al final, todos los elementos que se utilicen en la versión final van a dar dinero para los creadores. Hoy el total de donaciones pasa de 6 millones de dólares. La primera parte del juego tiene lanzamiento previsto para fin de este año.

Ingresa para comentar