Almacenamiento de datos: un tema muy Pyme

Dejar un comentario

La ola de información impulsada por la conectividad a Internet de computadoras, smartphones, smartTV’s, automóviles, smartwatches entre otras cosas que generan y transmiten datos, se ha convertido en una actividad que no para al grado de contabilizar por mes 3.7 exabytes.

Toda esta información corresponde a correos electrónicos, proyectos de trabajo, investigaciones, mensajería instantánea, videos y fotografías, entre otro tipo de documentos que necesariamente deben estar a disposición en el momento que se requieran.

Stotage
La estrategia básica de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES), radica en la instalación de un servidor como repositorio de archivos, algunos que ya operan con sistemas de información también lo utilizan como almacenamiento de bases de datos. Con ello comparten el recurso para que tengan acceso a la información en el momento que deseen.

El esquema tradicional de almacenamiento conlleva una fuerte inversión para comprar los activos fijos necesarios como son los servidores y los discos duros o de estado sólido, además de contar con el personal calificado para procurar la seguridad y el buen funcionamiento de los repositorios de información.

Una de las desventajas de utilizar el almacenamiento tradicional es en primer lugar la fuerte inversión, el capital humano para mantener la operación y por último la necesidad de volver a invertir en activos fijos para incrementar la capacidad de almacenamiento, si la empresa continúa su crecimiento.

Ventaja competitiva para las Pymes

Conforme pasan los días, las empresas y los usuarios están generando más información, según las predicciones de IDC, el mercado de tecnología y servicios que involucran al Big Data, tendrá un crecimiento anual del 23% hasta el 2019.

Hoy en día, las nuevas herramientas de Tecnologías de Información (TI) y servicios de nube, proporcionan un panorama con gran ventaja para que las PYMES contraten un sistema de almacenamiento como servicio, es decir que paguen una renta mensual sólo por lo que se utilice.

Las ventajas del nuevo esquema ayudan a las empresas a no realizar una fuerte inversión, contar con el capital humano para mantener la continuidad de los servidores y sobre todo olvidarse de la obsolescencia tecnológica, pues la empresa proveedora deberá proporcionar lo mejor en tecnología para lograr una disponibilidad en cualquier momento y sobre todo en cualquier parte del mundo.

En la medida en que una empresa logre administrar y proteger esos datos, puede contribuir bastante a determinar si tendrá éxito o estará destinada al fracaso, sobre todo por la elevada tendencia de ataques para el robo de información.

Ingresa para comentar