Freelance, una opción de contratación en las empresas

Dejar un comentario

Los millennials transformaron el trabajo. Actualmente, el 30% de la fuerza laboral es de esta generación y analistas de Broadsoft calculan que para 2020 serán el 75 %, que representan 46 millones de personas que necesitarán diferentes métodos de trabajo, tecnologías para realizar sus labores y hasta diversidad de horarios.

A diferencia de los trabajos de hace más de 10 años, las nuevas generaciones no duran tanto tiempo en una sola empresa, prefieren experimentar, aprender de diferentes métodos de trabajo y algunos otros perciben que trabajan mejor sin horarios fijos, sin un ambiente tradicional de oficina o jefes cerca.

Pero hay que tomar en cuenta que ser autónomo, también requiere de una gran responsabilidad y disciplina, el primer punto a considerar es que al ser freelance necesita tener una buena reputación, no sólo depende de un currículum amplio, sino de la constancia y éxito, de principio a fin, que tenga en los proyectos que haya emprendido.

Los especialistas recomiendan que los freelance deben manejarse como una marca en que van cuidando su imagen tanto en los empleos que realiza, como en las empresas que ha estado y en sus redes sociales profesionales; en todo se recomienda tener una especialización de los temas que maneja, esto lo va a caracterizar y le dará un valor agregado por encima de sus competidores.

“Una de las mayores dificultades a las que se deben enfrentar hoy los freelance es la creación de una buena cartera de clientes: “Deben desarrollar un fuerte componente comercial y de comunicación para la venta y puesta en valor de lo que se ofrece como valor diferencial”, dijo Orestes Wensell, el director comercial y marketing de la consultora de Recursos Humanos Lee Hetch Harrison. Añadió que su mejor carta de presentación será su experiencia.

A continuación te presentamos algunas ventajas y desventajas de ser freelance:

Ventajas

  • Flexibilidad de horarios.
  • Flexibilidad de elegir en qué proyectos trabajar.
  • Contar con una retribución añadida a su salario en otra empresa.
  • No perder tiempo en los traslados gracias al home office.
  • Tener la posibilidad de fijar sus propias tarifas.
  • Libertad de desarrollar la propuesta de trabajo.
  • Ser tu propio jefe.
  • La toma de decisiones es solo tuya. Tienes la posibilidad de armar tu propio equipo de trabajo; si necesitas el apoyo de alguien para un proyecto, no esperas a que un jefe te asigne un compañero.

Desventajas

  • Las decisiones para cualquier proyecto con tuyas y la mayoría de las veces no cuentas con opinión de nadie más.
  • Tu debes contar con las herramientas técnicas para llevar a cabo tu trabajo de manera remota, y si éstas fallan, eres el único que se encarga del buen funcionamiento del equipo y de la resolución de problemas, debes cumplir con los tiempos de entrega.
  • Eres quien responde por ti. Si uno de los proyectos que realices falla, el único responsable serás tú.
  • Consume tu tiempo. Cuando comienzas tienes que tener disponibilidad las 24 horas. De igual forma puedes perderte de acontecimientos familiares importantes por un compromiso de trabajo.

Freelance

Ingresa para comentar