Gestión de inventarios, proceso de negocio clave en la productividad

Dejar un comentario

Gestión de Inventarios

La reducción de costos de la operación y en la eficiencia de los servicios ofrecidos, para una empresa que quiere mantenerse competitiva en el mercado, son objetivos imperantes en un mercado global.

Uno de los caminos para logarlos es la gestión de inventarios, un punto determinante en el manejo estratégico de toda organización. Las tareas correspondientes a la gestión de un inventario se relacionan con la determinación de los métodos de registro, los puntos de rotación, las formas de clasificación y los modelos de reinventario, determinados por los métodos de control.

Esta gestión te ayuda a mantener todo en orden y contar con datos confiables para medir el funcionamiento del stock, además de evitar que gastes más de lo necesario.

Los objetivos fundamentales de la gestión de inventarios son:

  • Reducir al mínimo “posible” los niveles de existencias, y
  • Asegurar la disponibilidad de existencias (producto terminado, producto en curso, materia prima, insumo, etc.) en el momento justo.

El primer paso para contar con un inventario organizado es contar con un sistema de recolección de datos precisos y en tiempo real. Otro punto es saber evaluar la cantidad de productos disponibles en el stock. Si para el sector de ventas lo importante es tener siempre mercancía suficiente para atender a todos los clientes, el sector financiero debe minimizar la acumulación y privilegiar la eficiencia en la distribución de recursos.

Mantén todo en orden

La duda principal de quien aún no cuenta con una gestión de inventario eficiente es cómo lograrlo sin hacer altas inversiones en tecnología y equipos. Aunque en el mercado existen soluciones al alcance de cualquier empresa, es de resaltar que para facilitar la gestión del inventario es necesario:

  • Actualiza siempre el estatus del producto en tu eCommerce, si ese es tu modelo de venta, y evita que el consumidor compre algo que no está más disponible
  • Aprende a analizar los datos históricos de tu empresa como una posibilidad de vislumbrar características y necesidades futuras de abastecimiento
  • Evalúa constantemente la necesidad de aumentar el volumen del stock, de acuerdo con la aproximación de una fecha conmemorativa o periodo en que tu negocio tiende a tener resultados mejores.
  • Evita acumular productos con vigencia reducida o, en el caso de ropas y calzados, que puedan salir de moda en poco tiempo
  • Busca proveedores que ofrezcan buenos precios, pero también reposición rápida. 

Nube, mucho más que ahorro para el negocio

Ingresa para comentar