Software como servicio (SaaS), la apuesta de las pymes

Dejar un comentario

Hoy, la necesidad más clara de las empresas es contar con sistemas informáticos para llevar a cabo la administración de clientes, estrategias de marketing, nómina, diseño, finanzas, producción y hasta atención al cliente. Y mientras crece el nivel de su participación en los diferentes mercados, los requerimientos de una infraestructura robusta para soportar su productividad y competitividad se hace cada vez más evidente.

Software como Servicio

El Software como Servicio (SaaS) es uno de los principales modelos de distribución de software que se usa a través de las arquitecturas de Cómputo en la Nube o Cloud Computing, sin la necesidad de descargar los programas a un ambiente local.

Este tipo de arquitectura permite a las empresas acceder a infraestructura modernizada y desentenderse de las actividades de mantenimiento técnico y soporte, contar con el personal experto y capacitado para tareas específicas de las Tecnologías de Información (TI)

La inversión que se requiere para un esquema de SaaS es mucho menor que el tradicional, por lo que se convierte en una opción interesante para las micro, pequeñas y medianas empresas. Además, tiene la ventaja de que se paga por su uso o por el paquete que se tiene contratado, lo que permite adaptar el gasto al uso que se realiza de los diferentes programas y, en caso de necesitar, se puede ampliar o reducir.

De acuerdo con la consultora de mercados internacional Gartner, el gasto en TI a nivel mundial está previsto que alcance los 3.68 mil millones de dólares (mmdd) en 2018, lo que supone un 4.5% más que los 3.53 mmdd estimados para 2017.

La firma subraya un fuerte crecimiento especialmente en el caso del SaaS. En concreto, prevé que el gasto en software empresarial aumente un 9.5% en 2018 y un 8.4% en 2019, hasta alcanzar los 421,000 millones de dólares.

Ciberseguridad integral

Ante la ola de ataques y amenazas a las que se enfrentan las organizaciones y que poco a poco adquiere un rol relevante con el cumplimiento de las regulaciones locales, regionales e internacionales, una capa robusta de ciberseguridad para proteger la información de las empresas y sobre todo como estrategia de continuidad de los negocios es clave en la productividad y competitividad.

De esta forma, en los últimos años, el SaaS permite solventar la seguridad de sus datos y los de sus clientes, una de las principales reticencias que, hasta hace poco tenían las pymes a la hora de contratar este modelo. En la actualidad la encriptación y la seguridad de los datos empresariales son asunto prioritario para todas las empresas que ofrecen este servicio de SaaS.

De acuerdo con Gartner, las empresas que usan procesos de mejora continua para implementar y ajustar su integración de soluciones serán 80% más exitosas que aquellas que no lo hagan. En definitiva, la arquitectura SaaS es más que relevante sobre todo para las pymes, que muchas veces no pueden competir con las aplicaciones que usan las grandes compañías, lo que hace que corran el riesgo de quedarse fuera del mercado

 

Nube, mucho más que ahorro para el negocio

Ingresa para comentar