4 motivos que pueden llevar al emprendedor a desistir

Dejar un comentario

Los casos de éxito son ampliamente conocidos en el mundo de los negocios. Sin embargo, ¿conoces las historias de quienes tuvieron que desistir tras ver fracasar su emprendimiento? Además, ¿conoces las razones que llevan a este punto? Te presentamos aquí los cuatro motivos que llevan a un emprendedor a desistir y admitir el fracaso de su negocio.

Los motivos que pueden llevar al emprendedor a desistir

Algunos motivos pueden ser decisivos para el fracaso del emprendedor. Enumeramos a continuación cuatro de los principales. Conócelos:

1. Mezclar los gastos

Uno de los mandamientos básicos de cualquier emprendimiento es no mezclar las finanzas personales con las de los negocios. Esto ocurre en ambas direcciones, es decir, algunos empresarios, para cubrir algún desorden del gerenciamiento de la empresa, colocan su propio dinero en el negocio, como gastos personales que se pagan con la caja de la empresa. Debe evitarse a toda costa mezclar a la persona física con la jurídica.

desistir
La falta de planificación, la desorganización financiera y la ausencia de visión pueden conducir al emprendedor a desistir. Foto: iStock, Getty Images

2. Perder el tiempo

En muchos casos, el emprendedor emplea tiempo de más planificando el negocio en lugar de simplemente lanzarlo. Claro que la planificación es parte fundamental para obtener el éxito, pero en un escenario de mercado tan dinámico como el actual, el tiempo, en ocasiones, significa la diferencia entre el éxito y el fracaso, principalmente cuando se trata de algún emprendimiento innovador.

Las startups con ideas nuevas surgen a cada instante, y perder una oportunidad o presentar tu idea tardíamente en el mercado puede hacer que tu emprendimiento nazca destinado al fracaso.

3. Olvidar el control financiero

Muchas empresas suelen confundir el control financiero con el control de tesorería. Es decir, sólo hacen planillas y levantamientos de cuentas a pagar, a recibir y el flujo de caja, pensando que esto es lo primero, cuando en realidad es lo segundo. El control financiero debe contener datos pasados y futuros de la empresa, como balance patrimonial y planificación.

4. No tener visión a largo plazo

Muchas empresas nuevas no duran más de cinco años. Una de las razones de que esto ocurra es la falta de planificación y de pensamiento a largo plazo. Es esencial saber equilibrar la balanza entre las metas a cumplir en el corto plazo con la visión de negocio para el largo plazo. La combinación de ambos puede evitar que debas desistir.

Aprendiendo del fracaso

Son innumerables los casos de éxito conocidos en el mundo del emprendedorismo. Generalmente, las historias de negocios que tuvieron éxito aparecen en libros y películas, y son ampliamente difundidas, pero en raras oportunidades se habla de aquellos emprendimientos que fracasaron. Sin embargo, es importante conocerlos para no repetir sus errores, saber conducir la situación y evitar llegar al punto de desistir.

El autor Fernando Trias de Bes comprendió la importancia de esta propuesta. En su obra, titulada El libro negro del Emprendedor – Después no diga que no fue avisado, muestra el largo camino que debe recorrer quien desea aventurarse en el mundo de los negocios, mediante un abordaje poco usual en libros de administración y emprendedorismo: el del fracaso.

Ingresa para comentar