Aprende a calcular el precio de venta de tus productos y servicios

Dejar un comentario

¿Cuál es el precio que debo cobrar por un producto o servicio? Esta duda es común entre muchos empresarios, que temen determinar un valor inadecuado para los clientes. Después de todo, errar al fijar el precio de venta perjudicará el beneficio o las ventas y si el problema persiste, el negocio podrá quebrar.

Si es tu caso, conoce los cálculos que debes hacer para decidir el precio y asegurarte un saldo positivo a fin de mes.

Cómo ajustar el precio de venta

El primer paso es saber cómo se define el precio de venta. Para ello, considera otros costos del negocio: fijos, variables y no operacionales, estimando aún el margen de ganancia que buscas. Así, los ingresos que obtengas por la venta de tus productos deben cubrir los gastos para producirlo y para venderlos, además de generar un porcentaje de dinero.

precio de venta
Para estipular el precio de venta debes considerar los gastos de la empresa con cada producto y servicio. Foto: iStock, Getty Images

Sabiendo esto, un análisis que funciona para cualquier tipo de negocio, analiza luego los costos: exactamente cuánto gasta la empresa para adquirir, elaborar el producto y realizar los servicios.  

Recuerda también los gastos: ¿cuánto cuesta comercializar los productos? En esta lista entra el pago de profesionales, agua, electricidad, alquiler, comisiones, fletes e impuestos, entre otros.

Ahora estipula un porcentaje viable de beneficio que te propones alcanzar. El beneficio es el rendimiento que la empresa recibe de las ventas excluyendo el pago de costos y gastos. Así llega el momento de calcular.

¿Cómo calcular?

Para calcular el precio de venta debes sumar los costos, gastos y beneficio deseado. La suma de estos factores da lugar a la cantidad mínima que se debe cobrar por el producto o servicio.

Otros factores a considerar

Manténte informado sobre la competencia. Saber cuánto están cobrando otras empresas es una forma de ver si tu negocio es competitivo. A través de esta comparación sabrás si es necesario cambiar el precio de venta.

Si el mercado y los consumidores no aceptan el precio que cobras, es necesario repensar tus elecciones. Lo ideal es saber cuánto el cliente estaría dispuesto a pagar por los productos o servicios.

Cuidado con un precio de venta muy bajo

Evita un error que puede llevarte al cierre de tu negocio: cobrar un valor muy por debajo del factible. Las empresas que no se destacan por su calidad suelen fijar precios de venta muy bajos, que no cubren todos los gastos que requieren los procesos de producción y comercializaciónEl resultado es que, después de un tiempo, en lugar de alcanzar el beneficio, lo único que obtienen son deudas.

Por lo tanto, como punto de partida, debes colocar en el papel todos los gastos hasta que el producto llega a la tienda y determinar el porcentaje de beneficio que deseas. Realiza este cálculo para saber cuál es el precio mínimo, pero no te olvides de analizar también factores como el mercado y la percepción de los consumidores.

¿Te gustaron los consejos? Entonces comparte el artículo con otras personas. No te olvides de dejar un comentario y escribir tu opinión.

Ingresa para comentar