Cómo usar los comparadores de precios a favor de tu empresa

Dejar un comentario

Cualquier persona que se preocupe por su propio dinero, antes de realizar una compra investiga cuál es el producto con menor valor en el mercado. Con Internet, este camino entre consumidor y vendedores se facilita a través de los comparadores de precios, que ponen en la pantalla del usuario una serie de opciones de tiendas para una misma mercancía.

Sin embargo, ¿cómo usar esa herramienta a favor de tu empresa cuando las opciones son muchas? Para eso existe una serie de cuidados que deben tomarse en el intento de mantenerse competitivo frente el internauta que utiliza estas herramientas. Conoce algunas de las principales (y simples) medidas que te mostramos.

comparadores de precios
Cuanta más información la persona encuentre sobre el producto en los comparadores, más satisfecha va a quedar. Foto: iStock, Getty Images

 

Consejos para usar los comparadores de precios a tu favor

– la primera regla es registrar el producto dentro de la categoría correcta (y de las sub categorías, si existieran). No sirve de nada ofrecer a la venta unas zapatillas muy buscadas y con un descuento muy significativo si se las has colocado dentro de la categoría destinada a computadoras, por ejemplo. Necesitarás mucha suerte para que una persona interesada en la compra de un producto de informática se dé cuenta de que el precio de las zapatillas es realmente muy bueno y termine cambiando el foco del negocio que pretendía efectuar;

– la segunda regla, tan importante como la primera, es registrar el producto con una nomenclatura bien específica en los comparadores de precios. Si quieres vender unas zapatillas y los registras sólo con el nombre “calzado”, tu producto competirá con zapatos, botas, sandalias… ahora, si registras que las zapatillas son de marca X y del modelo Y, que se encuentran disponibles en determinado color y numeración, será más fácil para el usuario interesado en comprar el producto encontrar tu tienda;

– en tercer lugar, cuanta más información la persona encuentre sobre el producto en los comparadores, más satisfecha va a quedar. Por eso, aprovecha los campos específicos para describir la mercadería en forma detallada, con el máximo de datos posible;

– si una imagen vale más que mil palabras, una mercadería a la venta llama mucho más la atención con foto que sin ella. Por eso, ofrece las imágenes del producto que deseas vender y registra en los comparadores de precios más de una opción para que el usuario pueda verlo desde varios ángulos;

– no olvides tampoco mantener tus datos siempre actualizados. Si el cliente cliquea en un producto, va hasta tu tienda y entonces descubre que el producto ya no está disponible o que el precio cambió, seguramente lo perderás como cliente;

– por último, para hacer que los comparadores de precios actúen a tu favor, es muy importante que seas competitivo en los valores que publicas. Ofrece descuentos, ingéniate para que el envío sea gratuito, piensa en promociones. No vale de nada tener la mejor atención, la entrega más rápida y un post venta excepcional si tu precio no es bueno. El usuario va a procurar siempre el producto más económico y sólo aceptará pagar más si no tiene seguridad para finalizar la compra con un campeón de precio bajo.

Pon el ojo en la competencia para ver de qué manera se comportan en relación con productos iguales disponibles en este tipo de herramienta. Si todos los ítems comentados fueran tratados de forma similar y aún así no vendes mientras la competencia logra todas las ventas, es hora de reevaluar todo.

Los comparadores de precios ayudan a conquistar clientes

Ligado a todos estos aspectos, también cuenta mucho (a favor o en contra) la reputación que consigas frente a tus clientes. Las tiendas bien consideradas por el público y, en consecuencia, por empresas certificadoras, terminan transmitiendo más seguridad a los nuevos usuarios. Quien no conoce tu empresa puede interesarse por comprar tu producto si nota que otros clientes y usuarios confían en ti.

Ingresa para comentar