Qué necesitas para alcanzar metas

Dejar un comentario

No alcanzar metas de venta trazadas para un determinado periodo no es una pesadilla. Lo que se debe hacer en esos casos es diagnosticar por qué no se lograron los resultados esperados. ¿Hubo fallas técnicas? ¿Faltó un plan más definido? En lugar de dar lugar a la frustración, corre a corregir tu estrategia.

Aunque no existe una fórmula mágica para multiplicar los ingresos de tu empresa, hay ciertos cuidados que te pueden ayudar mucho en este camino. A continuación, los consejos de Jenny del Castillo Santa Cruz, redactor de Gananci.com.

alcanzar metas
El análisis SWOT ayuda a tu empresa a identificar cambios necesarios. Foto: iStock, Getty Images

Por dónde comenzar

Primeramente, hay que comenzar por lo básico: analizar aquello que vendes y entender si realmente hay una demanda establecida, es decir, si las metas de venta son realistas.

Si hay demanda, debes preguntarte si realizaste un buen estudio para conocer el perfil del consumidor y si tus acciones estratégicas de marketing son coherentes con tu modelo de negocio y público.

“No es lo mismo vender un producto a un público de 18 a 35 años, que participa de redes sociales, blogs y fórums, que a clientes mayores, que compran en tiendas físicas y prefieren recibir informaciones por medios más tradicionales, como los periódicos”, explica Santa Cruz.

Repensar toda tu planificación puede parecer un proceso exhaustivo, pero es necesario. Una posibilidad es usar un análisis SWOT.

SWOT es la sigla de las palabras inglesas strengths, weaknesses, opportunities y threats (fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas), una herramienta de administración que ayuda a comprender el ambiente interno y externo de una empresa. El objetivo es identificar fallas y encontrar puntos fuertes para explotar.

También debes pensar en soluciones que ayuden a llamar la atención del público para tu marca. Una forma, dice el especialista, es ofrecer un tipo de promoción como muestras gratis o demostraciones de tu producto.

Debes tener cuidado con el presupuesto, controlando cuánto puedes gastar con la acción, para que no te resulte más caro que el resultado que te ofrecerá, aunque a largo plazo.

Competitividad para alcanzar metas

Además de aprender cómo actuar para alcanzar metas, debes saber lo que no debes hacer. La dificultad de diferenciarse de la competencia es uno de los principales problemas.

Copiar una receta que ya es un éxito puede ser fácil, pero no siempre funciona a largo plazo, cuando el consumidor pasa a exigir más innovación y creatividad. Después de todo, ¿por qué un cliente te va a comprar a ti y no al original?

Tener una respuesta clara para esta pregunta es la mejor forma de mantenerte competitivo y capaz de proyectar metas que puedas cumplir y hasta superar.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre el asunto, no dejes de comentar a continuación. Y aprovecha también para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar