Aprende cómo preservar la memoria corporativa de tu marca

Dejar un comentario

Preservar la memoria es fundamental para cualquier institución, inclusive para una marca. Para muchas personas, es un asunto de poca relevancia, pero mantener vivas los orígenes de la empresa – para los colaboradores y empleados como para los consumidores – es muy importante. Y sí, vale la pena.

La preocupación con la historia y la memoria corporativa de una marca trae varios beneficios. El principal es que, al saber de los detalles del surgimiento, desafíos enfrentados y errores cometidos hasta la consolidación de la empresa, el consumidor la verá con más credibilidad y confianza.

Que sean más accesible los datos importantes sobre la historia de la marca aún puede aumentar su visibilidad, ya que es más fácil para los estudiantes, investigadores y periodistas hablar sobre ella en sus trabajos. Una empresa que mantiene viva la memoria corporativa facilita el acceso a los documentos, papeles, contratos y otros datos relevantes. De manera ágil y dinámica, cualquier persona podrá encontrar informaciones no sólo de la empresa, también de la época, lo que permite vislumbrar un escenario más completo de la estructura.

memoria
La creación de un museo interactivo es una buena opción para el mantenimiento de la memoria de la empresa. Foto: iStock, Getty Images

Cómo preservar la memoria de la empresa.

Cuando se habla en memoria corporativa, se debe tener en cuenta que no es sólo un trabajo de reunir y recolectar papeles y fotos antiguas. Se trata de la preservación de un patrimonio: la historia. Debe haber un trabajo grande, que involucra una planificación de comunicación elaborada y relaciona varias personas de la empresa.

Sin embargo, debes tomar tus previsiones. Es importante que el empresario y los responsables de la gestión de la memoria de la empresa no estén más preocupados con el proceso que con el producto en sí. De ser así, se corre el riesgo de convertirse en autorreferencial, centrado sólo en la historia, y no en lo que representa el producto, por ejemplo.

Otro consejo importante: ve si el medio escogido (entérate más a continuación) estás de acuerdo con las preferencias del público objetivo de tu marca. No sirve optar por un libro cuando la gran mayoría de los consumidores está en internet, por ejemplo. Presta atención a esto.

Productos para divulgar la memoria corporativa

Para mantener viva la memoria corporativa, es posible optar entre varios productos y medios, o una combinación de ellos. Con el aumento de la tecnología, algunos medios más tradicionales pasaron a perder espacio para otros, más interactivos y dinámicos. Conoce a continuación algunos ejemplos.

Libro

Muchos empresarios optan por contar las historias en un libro, generalmente ilustrando con muchas fotos. Pero atención: en función del cambio de perfil del público, el libro está perdiendo espacio como divulgación de la memoria corporativa, gracias a la facilidad ofrecida por otros medios para acceder a las informaciones.

Internet

Grandes empresas ya dedican grandes espacios de sus webs para contar la historia de la empresa. Es común encontrar también líneas del tiempo, que traen detalles por periodos.

Museo

Es una de las más tradicionales herramientas de exposición de la memoria de la marca. Cada vez más los museos ofrecen interactividad como un diferencial para el visitante, como la navegación a través de pantallas que permiten visualizar diferentes momentos de la historia de la marca, de acuerdo con el interés del público.

Museos que preservan la memoria de la marca

Por ser un método eficiente de contar la historia de la marca, están entre las primeras opciones de preservación de la memoria. El lado malo es el alto costo para su creación. Conoce dos ejemplos de museos alrededor del mundo para inspirarse al crear un espacio de preservación de la historia de tu marca.

Toyota Automobile Museum

La montadora japonesa tiene más de 80 años de historia y detiene el liderazgo mundial en el sector de venta de automóviles. Estos son sólo dos de los motivos que indican la riqueza histórica de la empresa. Para contarla, la empresa cuenta con el Toyota Automobile Museum, localizado en la ciudad de Nagoya, distante 350 kilómetros de Tokio.

Además de la gran cantidad de documentos expuestos, el visitante puede admirar más de 100 modelos de automóviles, que ayudan a contar no sólo la historia de la industria automovilística japonesa, como también mundial. Algunos modelos que pueden ser encontrados por el visitante, como el Benz Velo, datan del siglo XIX.

Samsung Innovation Museum

Localizado en Suwon, en Corea del Sur, Samsung Innovation Museum posee cinco pisos, más de 11 mil metros cuadrados y 150 invenciones que cuentan la historia de la telefonía y de las telecomunicaciones en general. El museo fue inaugurado en 2014, cuando la marca completó 45 años.

Una curiosidad polémica: aunque cuente con tecnologías de la competencia, como Apple II, considerado el primer ordenador personal, lanzado en los años 70, ignoró el iPhone, otro marco de la tecnología móvil, sin embargo, más reciente y concurrente directo de aparatos como Galaxy, uno de los emblemáticos de la marca.

Preparando el futuro

Aunque tu empresa está sólo comenzando, merece la pena conocer estos ejemplos y buscar otras fuentes de inspiración, navegando en las webs de grandes marcas para ver cómo ellas exploran su historia. Después de todo, ¿quién no tiene el deseo de expandir el negocio para que él se haga, un día, una gran empresa? Si tu anhelas ese horizonte, comienza, desde ahora, a organizar el material.

¿Te gustaron nuestros consejos?

Entonces comparte este artículo en las redes sociales con tus amigos, compañeros y seguidores. Si tú tienes otros consejos, dudas o sugerencias, deja tu comentario y contribuye con el cambio de ideas.

Ingresa para comentar