Aprende a crear una política de reembolso para tu empresa

Dejar un comentario

Cultivar la buena relación con los clientes es una práctica indispensable para levantar los negocios de cualquier empresa, sin importar su tamaño. Uno de los elementos esenciales para esto, y que genera la oportunidad de fortalecer los vínculos, es la inversión del empresario en una política de reembolso.

Si es organizada de manera adecuada, esta estrategia resulta en efectos positivos para la empresa. Vale recordar que el negocio depende de los clientes y, por eso, ellos deben sentirse satisfechos para demostrar fidelidad a la marca

reembolso
Tener una política de reembolso es fundamental para fortalecer los vínculos con los clientes. Foto: iStock, Getty Images

El problema es que, al crear la política de reembolso, pueden surgir algunas dudas. Para ayudarte  en esta tarea, conoce los consejos a continuación y medita adoptarlas en tu negocio.

6 consejos para organizar la política de reembolso

  1. Consulta la legislación

Cada país tiene el propio código de defensa del consumidor. Por eso, conocer las obligaciones de la empresa en relación al reembolso es fundamental. Lo ideal es contar con una asesoría jurídica para que el empresario sepa cómo actuar en todas las situaciones.

Es importante también que la empresa sepa cuándo es obligación devolver el dinero al cliente y cuáles son los plazos máximos previstos para que esto sea hecho.

Invertir en el reembolso, muchas veces, puede ser más ventajoso. O ¿tú prefieres evadir la ley y pagar multas costosas?

  1. Planea el reembolso

Cuando ya conoces la legislación y sabes cuáles son tus deberes, analiza si merece la pena devolver el dinero mismo en una situación en la cual no es tu obligación. Acuérdate: tener una buena relación con el cliente es esencial. Actuando de esta forma, es más fácil fidelizar y atraer nuevos consumidores.

En algunos casos, puede ser más interesante para tu empresa reembolsar como una estrategia para no perder el cliente.

  1. Definir el proceso de reembolso

Otro paso importante al crear la política de reembolso es definir el proceso y simular situaciones. Por lo tanto, tienes como anticiparte, conociendo cómo funcionará en la práctica esta política. Para ello, es indicado reflexionar sobre algunas cuestiones.

¿Quién decidirá si hay reembolso? ¿Qué canales de comunicación con el cliente se utilizará? ¿Cómo considerar las opciones de pago? ¿Cuáles son los plazos para la devolución del dinero, dado el tiempo previsto por la ley?

Además de este análisis, considera la posibilidad de cambiar el producto cuando el cliente desea el reembolso. Trata de llegar a un acuerdo, que puede salir más barato para la empresa, pero que no perjudique el consumidor. Puedes planear la logística reversa, es decir, como el cliente va a mandar el producto de vuelta para la tienda.

  1. Integra los sectores de la empresa

Asegúrate de que todas las áreas de la empresa conozcan la política de reembolso de forma detallada. Para ello, es necesario integrar los sectores, incluyendo los departamentos financiero, ventas y de comunicación, por ejemplo. Puedes promover entrenamientos de equipo con el objetivo de fijar todas las etapas del proceso.

  1. Tenga una política clara para el cliente

Cuanto más restrictiva es la política de reembolso, más debe ser invertido en la comunicación previa al consumidor. Se trata de una medida preventiva esencial. Si el cliente tiene problemas con la compra de productos o servicios, pueden sentirse agraviado si se deniega la solicitud.

Actuando de esta forma, tienes cómo probar que él fue comunicado previamente sobre la política de la empresa.

  1. Mantiene la relación

Esté enfocado en la relación con el cliente que desea ser reembolsado.

Si eso es lo que quiere, porque él no está satisfecho con el producto o servicio adquirido y se arrepintió de haber hecho la compra. Planificar acciones con el fin de mantener al cliente, incluso después de enfrentarse a estos tipos de problemas.

Ingresa para comentar