Fase de transición: cómo prepararse para dejar el negocio

Dejar un comentario

Has construido una compañía y ahora estás a punto de dejarla, la vendes a otra persona o inicias una vida de jubilado. El día siguiente a tu retiro, tienes un sentimiento extraño y no sabes qué hacer con un buen dinero que tienes guardado. Para evitar que esto suceda, es esencial prepararse para la fase de transición del negocio. A continuación, conoce  algunos consejos.

4 consejos para preparar la fase de transición

1. Establece objetivos

Al aproximarse la fase de transición de tu empresa, debes hacer una planificación financiera para el futuro. Establece cuál es el estilo de vida que deseas tener y cuánto dinero retirarás del negocio para alcanzar este objetivo.

¿Buscas un retiro definitivo (en caso de venta, principalmente) o continuarás recibiendo dividendos?

Es importante planear cómo pasarás tus días después de dejar la empresa. ¿Canalizarás tu energía en alguna actividad? ¿Tienes hobbies y tareas para mantenerte ocupado? Comienza a planear esto con al menos tres años de anticipación.

2. Ten un plan de sucesión

La mejor forma de manejar la fase de transición es poner en acción un plan estratégico. Desde el entrenamiento del sucesor hasta la diversificación de las operaciones y procesos de la empresa para que todo marche según lo planeado, aunque no estés.

En el caso de venta a un comprador externo, preséntalo a tus empleados, gerentes y clientes. Explícale cuáles son los valores del negocio y crea un ambiente que facilite las oportunidades de éxito a largo plazo.

Con la misma anticipación que planeas la transición personal, también debes direccionar la empresa hacia la fase posterior.

transición
Al tener un plan para el futuro es esencial decidir si es mejor vender tu negocio o jubilarte. Foto: iStock, Getty Images

3. Preparate emocionalmente

El keniata David Karangu llegó a los Estados Unidos con 17 años. A los 40, vendió sus dos concesionarios de autos. A pesar de haber conseguido el dinero que deseaba, el lunes siguiente después de concluir el negocio, se levantó de la cama, se colocó un traje y sólo entonces se dio cuenta de que no tenía a donde ir.

Después de una semana, percibió que todos sus amigos y personas con quienes se relacionaba estaban conectados de alguna forma a sus negocios. A pesar de haber ganado mucho, era infeliz. Y, lo peor, no conseguía la simpatía de las personas, que sólo veían la parte buena de la transacción: el dinero.

Perder la orientación es algo normal. Lo importante es tener un objetivo para guiarte después de la fase de transición.

4. ¿Qué hacer después?

Completaste la transición con éxito, ¿y ahora?. Después de vender a Concord Holding Corp., en 1996, el emprendedor americano Rick Stierwalt,  con 40 años, comenzó a entrenar para ser piloto de carrera. Para realizar este sueño de niño, viajaba semanalmente a Indianápolis, centro de deportes automovilísticos.

“Era un empleo tan duro como trabajar. Entrenamientos los jueves, calificación el viernes y carreras los sábados y domingos. Y aún así, debía tener un buen estado físico”, dijo Stierwalt a la web de negocios Inc.

En vez de quedarse en casa o abrir otro negocio, la salida de la empresa puede ser lo que necesitas para realizar un antiguo sueño. ¡Disfruta!.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

 

Ingresa para comentar