Bike café aprovecha un nicho poco explorado

Dejar un comentario

En las calles de Londres, Ámsterdam, Ciudad del Cabo, incluso, en São Paulo, las bicicletas son alternativas saludables y sostenibles, diferentes a los automotores. Bike café es un concepto que combina el estilo de vida de los ciclistas con el empresariado.

Un bike café es un establecimiento exclusivo para los ciclistas. ¿Cuál es la diferencia con un café normal? Eso depende de cada local: algunos se enfocan en la accesibilidad del público que utiliza la bicicleta, otros promueven eventos sobre movilidad urbana.

Bike café: un encuentro de pasiones

Arno van der Westhuizen tiene dos pasiones: la gastronomía y las bicicletas. La posibilidad de construir un establecimiento que combinara esas dos áreas lo hizo crear, junto con un amigo, el Starling & Hero Bicycle Café, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

El emprendedor desarrolló el concepto de la tienda, con una decoración temática que evoca un taller. “Ese lugar me dio la oportunidad y la libertad de experimentar diferentes ideas”, relata.

En Londres, el café Look Mum no Hands comenzó de manera parecida. Así como van der Westhuizen, el emprendedor Matthew Harper creó un emprendimiento con sus principales pasiones: la cerveza, el café y las bicicletas. Un menú perfecto para fidelizar al público con los mismos intereses. “Felizmente, otras personas comparten nuestras pasiones”, argumenta.

bike café
Bike café reúne la pasión de los emprendedores por las bicicletas y el empresariado. Foto: iStock, Getty Images

De acuerdo con Harper, el negocio surgió al detectar una necesidad del público ciclista (del cual forma parte). “Siempre busqué áreas con espacio para eventos y fiestas, y que fuera de fácil acceso para bicicletas, con un área externa para sentarse y que tuviera comida barata. Eso no es fácil de encontrar en el centro de Londres”, explica. Además, el emprendimiento cuenta con un taller para reparar bicicletas.

Harper identificó la oportunidad en el 2010, junto con dos amigos, al ver el incremento del número de ciclistas en la ciudad. Los tres viven y pedalean por Londres hace bastante tiempo. “El número de bike cafés también aumentó. Nos gustaría abrir más en Londres y en todo Reino Unido, para después mirar otros mercados”, asegura.

La inspiración de Arno van der Westhuizen del Starling & Hero Bicycle Café en la Ciudad del Cabo vino justamente de Inglaterra. Según él, el modelo de bike café no es muy común en Sudáfrica. Para tener éxito con este emprendimiento, él cree que la ubicación es fundamental. “Es preciso entender que, conforme al lugar, las personas acostumbran a usar menos la bicicleta”, sugiere.

info-destinonegocio-bicicleta

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

 

Ingresa para comentar