Gateway de pagos: qué es y cómo funciona

Dejar un comentario

Todo emprendedor que va a montar una tienda online precisa de una herramienta para recibir el pago de los servicios o productos que vende. Para eso existe el gateway de pagos, una aplicación que autoriza los pagos online. ¿Cuál es el mejor para tu negocio?

Cómo funciona el gateway de pagos

Un gateway de pagos es al e-commerce lo que un lector de tarjetas de crédito es a las tiendas convencionales.

Un gateway de pagos protege las informaciones de tarjetas de crédito y otros datos confidenciales a través de la criptografía. De esta manera, garantiza que las informaciones navegan de forma segura desde la computadora del cliente hacia la del vendedor y de la computadora del vendedor hacia la entidad financiera que procesará el pago.

En el modelo de gateway de pagos, es tu empresa la que hace la negociación con operadores de tarjeta de crédito y de bancos. El gateway de pago sólo responde por los protocolos de comunicación entre tu tienda y las operadoras de tarjeta y bancos.

La principal ventaja es que los pagos de los clientes se transfieren directamente a la cuenta bancaria de tu tienda virtual. Tu empresa será la responsable por aprobar o no cada compra, asumiendo los riesgos inherentes en cada transacción, y también definirá cómo será el pago.

Existe también la posibilidad de negociar directamente las tasas con la operadora de la tarjeta de crédito y con el banco. Con un volumen suficiente de ventas puedes obtener tasas atractivas.

gateway de pagos
Un gateway de pago responde sólo por los protocolos de comunicación entre máquinas. Foto: iStock, Getty Images

Diferencia entre gateway de pago e intermediarios

Es importante notar las diferencias entre un gateway de pago y los intermediarios de pago. Los intermediarios de pago se recomiendan para pequeños y medianos emprendedores.

En esta modalidad, el cliente es conducido a un nuevo ambiente, en el cual deberá registrarse para finalizar el negocio. Todo el procedimiento es codificado para garantizar la seguridad de los datos.

Como principal ventaja, el intermediario de pago exime al propietario de la tienda virtual de firmar un contrato con bancos y empresas de tarjeta de crédito, siendo esa su principal diferencia con un gateway de pagos.

Este sistema también obliga al comerciante online a pagar una comisión de las ventas a la empresa dueña de la tecnología, además de tener que esperar un tiempo mayor para la aprobación del pedido.

La solución de un intermediario puede ser más ventajosa para negocios pequeños, ya que se responsabiliza por el análisis de riesgo y la aprobación de ventas con tarjeta de crédito. El comerciante automatiza todo el proceso, sin necesitar de convenio con las administradoras, y queda protegido ante fraudes. Evita además la burocracia de contratar por separado a cada operadora o banco.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, deja un comentario y colabora con el intercambio de ideas. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores en las redes sociales.

Ingresa para comentar