La trazabilidad, una garantía de los néctares Organic Premium Perú SAC

Dejar un comentario

Néctares y compotas 100% naturales. Tales son los productos con los que Organic Premium Perú SAC ha construido su éxito en Perú en un período de tan sólo poco más de un año. Su apuesta por los frutos de la comunidad Asháninkas ha sido clave en esta trayectoria en la que ha introducido 16 productos en el mercado nacional con la marca Bio-Pitsi Organic.

La Comunidad Indígena Asháninka Marankiari Bajo (CIAMB) es una organización comunal autogestionaria que lleva adelante un plan de desarrollo integral sostenible, compatible con su identidad cultural, trabajando la tierra con compost (abono orgánico elaborado con cáscaras y restos de frutas).

Sus integrantes trabajan en el mejoramiento de la producción agrícola y recuperan suelos y bosques mediante reforestación con especies alimentarias, medicinales y nativas. La comunidad comercializa además sus cosechas apuntando al desarrollo de microempresas.

Organic Premium Perú SAC
Los agricultores de la comunidad Asháninka siguen procedimientos rigurosos de cultivo. Foto: iStock, Getty Images

El inicio de Organic Premium Perú SAC

Allí entra en escena Organic Premium Perú SAC, una empresa creada en febrero de 2014 por los peruanos César y Antonio Mendoza (sobrino y tío, respectivamente) junto con el ingeniero agrónomo hondureño Francis Reyes, para fabricar bebidas.

Para atender a la tendencia de consumo de alimentos saludables, los socios encontraron en los insumos provenientes de la comunidad Asháninka la materia prima perfecta para elaborar productos 100% naturales.

Así se conjugan el modelo alternativo de gestión sustentable de la experiencia agrícola de la CIAMB y el público para el cual Organic Premium Perú SAC se había propuesto producir sus jugos nutritivos: niños, mujeres gestantes y adultos.

Capital semilla

Seis meses después de haber puesto en marcha el negocio, Organic Premium Perú SAC recibió un capital semilla de 50.000 soles del primer programa Startup Perú del Ministerio de la Producción.

Con asesoramiento organizativo y las metas claras, los socios constituyeron entonces una microempresa teniendo a la CIAMB como principal proveedor. “El abono de compost usado por la CIAMB, además de ser orgánico, le da valor nutricional a la tierra”, explica Mendoza.

Con los productos de esa experiencia, participaron de la feria Mistura, donde obtuvieron una excelente visibilidad, que les abriría las puertas para expandir la distribución de sus néctares. Así, ya han logrado colocar 16 productos de su marca Bio-Pitsi Organic en el mercado nacional.

Trazabilidad

Una buena parte del éxito de este emprendimiento está relacionada con la trazabilidad, una serie de procedimientos que permiten seguir el proceso de evolución de un producto en cada una de sus etapas.

Los agricultores de la CIAMB están comprometidos con esta práctica y para ello aprendieron a llevar un registro de todo: lote, parcela, insumos, fechas de riego, nombre del acopiador, proveedor de la fruta, entrega de frutas, transporte, recepción, etc. para luego codificarlo.

Esta es una garantía del alto nivel de calidad que alcanzan los productos de Organic Premium Perú SAC. “El mercado internacional así lo exige y nosotros queremos exportar”, explica César Mendoza, gerente de operaciones, aludiendo a los planes de vender en Estados Unidos y Europa.

Por último, los productos de la empresa (8 compotas y 8 néctares con azúcar de la hoja de stevia) pueden encontrarse actualmente en 7 minimarkets y un supermercado orgánico de Miraflores, además de diversas ferias en la ciudad.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar