Pardos Chicken, un restaurante que triunfa más allá de Perú

Dejar un comentario

No es ninguna novedad que la gastronomía peruana conquista paladares en varios países. Una muestra de este éxito es la cadena limeña Pardos Chicken, que gracias a un crecimiento estable y al desarrollo de franquicias, hoy cuenta con presencia también en Chile y Estados Unidos.

Este emprendimiento nació en 1998, cuando los hermanos Arnold y Edwin Wu compraron la marca Pardos Chicken, que en esa época era un local de venta de pollo a las brasas. Diecisiete años después, son más de treinta los restaurantes. La multiplicación se produjo gracias al sistema de franquicias.

Pardos Chicken
Pardos Chicken combina el sabor del pollo con recetas especiales. Foto: Instagram, reproducción

Pardos Chicken: progreso y éxito al implementar franquicias

“Nuestro objetivo era crecer rápido, por eso utilizamos el esquema de franquicias acompañado de locales propios. En 1998, nos propusimos ser los líderes del mercado limeño en la venta de pollos a las brasas en un plazo de cinco años. Lo conseguimos en 2002”, comentó Arnold Wu al portal de la Universidad Wharton de Pensilvania.

El crecimiento continuó con la apertura de diez nuevos locales, el desembarco en otras ciudades de Perú y la internacionalización. Destino Negocio intentó comunicarse con Pardos Chicken para conocer más detalles de la operación, pero no obtuvo respuestas a través de los canales digitales, incluyendo los contactos de la página web.

En el artículo citado, Wu expresó que el sistema de franquicias es ideal para emprendedores: “Es relativamente nuevo y está entrando con fuerza en industrias como la de los restaurantes y los programas de televisión”, dijo. Sobre el éxito de Pardos Chicken remarcó: “Nosotros hemos sido los primeros en Perú y los más exitosos hasta el día de hoy. Somos un ejemplo de que las franquicias peruanas sí funcionan.”

Expansión internacional

Mediante este modelo de negocio la empresa llegó a mercados internacionales. En 2003, Pardos Chicken desembarcó en Chile aprovechando el reconocimiento que hay en ese país por la gastronomía peruana. Los comienzos no fueron fáciles. Sin embargo el nuevo local pudo hacer pie en su nuevo destino.

“La forma de ser y comunicarse es muy distinta entre peruanos y chilenos. De hecho, el servicio en Chile es diferente y hay que adaptarse”, relató Wu. Lejos de ofuscarse, el empresario vio una oportunidad en ese comienzo difícil: “Fue un gran aprendizaje, nos dejó mucho. De algún modo fue un trampolín que nos catapultó a tomar desafíos similares o más grandes, como Estados Unidos”.

Presente en el mercado norteamericano desde 2010, la cadena aún continúa su expansión en territorio peruano, y le hace un guiño a cualquier emprendedor que desee sumarse: “Como buenos emprendedores tratamos de enfocarnos en el lado positivo de las cosas y estamos confiados en el buen desempeño económico y político que está teniendo Perú. Bajo el formato de las franquicias, apostamos a seguir creciendo fuertemente en el mercado local”, cerró Wu.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar