Cómo prevenir la morosidad para antes del fin de año

Dejar un comentario

Uno de los mayores problemas que puede tener la gestión financiera de una empresa es la morosidad, es decir el incumplimiento de los clientes con el pago de sus créditos. La morosidad es una de las principales causas de que una empresa no cuente con liquidez, es decir con dinero para pagar sus distintas obligaciones.

Las empresas podrían terminar el año en números rojos si tienen una alta morosidad en fechas cercanas al final del año. Por otro lado, la falta de liquidez podría incidir en los pagos de beneficios sociales de los trabajadores como son las gratificaciones, utilidades y otros. Además, son épocas cercanas al pago de impuestos.

Aquí te dejamos algunos consejos para lidiar con la morosidad de tus clientes.

morosidad
La morosidad puede evitarse con una buena política de créditos. Foto: iStock, Getty Images

Prevenir la morosidad

Lo ideal sería no otorgar créditos para evitar la morosidad, pero hay negocios que por su naturaleza están casi obligados a ofrecerlos. Si este es el caso de tu empresa entonces tienes que desarrollar una política de créditos en la cual estén descritos todos los procedimientos y las reglas que se debe tomar en cuenta para otorgar un crédito, como por ejemplo:

  • Se debe establecer un procedimiento para comprobar que los datos que nos da el cliente son correctos y no estén incurriendo en una estafa.
  • Se debe determinar cuál es el límite que deben de tener los distintos tipos de clientes a los que les otorgas crédito, de acuerdo a su solvencia e historial.
  • Todos los créditos que se otorguen deben estar plasmados en contratos, en donde se señala con claridad qué producto se va vender y las condiciones de pago, es decir los plazos y los montos que se deben pagar. Además, se debe señalar las penalidades por la morosidad y los premios por pagar con antelación. Estos contratos deben estar refrendados por la firma de los representantes de ambas empresas.

Comités para evitar la morosidad

Para evitar la morosidad es importante saber a quién le otorgamos un crédito. Por ello es importante que tu empresa cuente con un comité que evalúe y determine a qué clientes se les debe dar crédito. Este comité puede estar conformado por el contador de la empresa y el gerente general.

Asimismo, es importante tener en el área de finanzas una persona dedicada a controlar la gestión de los créditos y el cumplimiento del pago de éstos.

Cobrar un crédito con morosidad

En nuestro país se ha dado la ley del factoring con lo cual una factura se puede negociar como un título valor, de esta forma podemos ceder nuestras facturas a una institución financiera para que se haga cargo del cobro de la factura a cambio de un porcentaje. Esta es una forma efectiva de cobrar a un cliente moroso.

No obstante, también puedes seguir los siguientes caminos:

  • Actuar de forma amistosa y avisar a la empresa morosa que ya está por vencerse el plazo de pago de un crédito.
  • Si la empresa no responde se puede utilizar el método del factoring.
  • Si ninguna entidad financiera quiere comprar tu factura puede acudir al Poder Judicial.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar