El arrendamiento, una forma de ahorrar dinero en tu negocio

Dejar un comentario

Si este año el objetivo es que tu empresa o negocio crezca, el arrendamiento puede ser una opción para que sigas con tu labor pero a un costo menor del que tienes. Al reducir costos y usar los recursos de manera más eficaz, puedes ganar más, gastando menos.

De esta manera, tu compañía puede tener los recursos para crecer más, contratar más empleados y mejorar las condiciones de quienes ya trabajan en la empresa.

Si eres dueño de una pequeña o mediana empresas existen tres formas de comprar activos: al contado, a través de un crédito o por arrendamiento. Esta última es una figura en la que la compañía arrendadora compra la maquinaria que la pequeña o mediana empresa necesita, por ejemplo, y se la renta por un plazo determinado.

Puede ser que al final del contrato la empresa compre -o no- el bien que había arrendado. En el caso de que la empresa se decida por la compra, podrá hacerlo a un costo menor.

arrendamiento
Al final del contrato, la empresa puede comprar, por un valor menor, el bien que había arrendado. Foto: iStock, Getty Images

Arrendamiento para pymes

El arrendamiento financiero para las pequeñas y medianas empresa consiste en un contrato con el proveedor, en el cual éste se compromete a otorgar los bienes en arrendamiento al arrendatario por un tiempo determinado.

En este acuerdo, debes pagar una renta para cubrir el uso de los bienes o servicios que hayas solicitado. Una vez que el contrato termine, tendrás las opciones de comprar o vender.

El arrendador también puede ofrecerte la opción de prolongar el plazo de arrendamiento pagando rentas inferiores, participar con él de la venta del bien a un tercero, o que compres ese bien a un precio inferior al normal.

Una vez que analices cuál es el sistema que mejor se adapta a tu empresa, puedes renovar tu contrato o considerar comprar la maquinaria que estés arrendando. La ventaja de esta modalidad es que, al final, pagarás una parte simbólica del bien y no tendrás que desembolsar dinero extra para adquirirlo.

Reducción de costos fijos

Algunos empresarios creen que para que un negocio tenga un buen funcionamiento debe existir un espacio físico que ofrezca respaldo y confianza. Pero en la actualidad, las tendencias impuestas por la tecnología e internet hicieron que esta afirmación no tenga un sentido tan estricto.

Hoy, por ejemplo, puedes alquilar espacios o valerte del teletrabajo para lograr un ahorro de entre el 20% y 50% de los costos fijos de tu empresa. Este sistema permite también evitar pagos por arrendamientos todos los meses, así como pagos de servicios públicos.

Hay que tener en cuenta que esto es posible gracias a que los servicios de mensajería instantánea o de comunicación virtual mantienen en contacto a los empleados estén donde estén.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar