El presupuesto, un gran aliado para tomar decisiones en tu empresa

Dejar un comentario

Confeccionar un presupuesto consiste en estimar los ingresos que va a tener tu empresa para poder saber en todo momento si las cosas van bien o mal y, de esta manera, tomar las decisiones oportunas y actuar en consecuencia para el bien de tu negocio.

Cuando haces un presupuesto, lo que estás realizando es una previsión de los ingresos y de los egresos que estimas va a tener tu empresa. La elaboración de un presupuesto no implica necesariamente que la empresa vaya a ser más o menos rentable, sino que servirá para informar a los directivos acerca de cómo van marchando los negocios.

Lo más común es que dentro del presupuesto incluyas datos como la proyección de ventas o ingresos, la estimación de los posibles costos, la proyección de ganancias o pérdidas y el total acumulado de ganancias o pérdidas estimadas para todo el período que abarca el presupuesto.

Todas las previsiones que plasmaste en los presupuestos serán comparadas con los datos reales que fueron obtenidos por la empresa al final de cada período de tiempo establecido, para tratar así de detectar posibles desviaciones y corregirlas.

presupuesto
El presupuesto es un gran aliado de tu negocio ya que te ayudará a la hora de tomar decisiones para el bien de tu negocio. Foto: iStock, Getty Images

Planificación, coordinación y control

El presupuesto es una herramienta clave para tu negocio o empresa porque te permite planificar, coordinar y controlar operaciones:

  1. Planificación: los presupuestos te permiten planificar actividades, objetivos, recursos, estrategias, anticiparte a ciertos hechos y, de esta manera, te ayudan a reducir la incertidumbre.
  2. Coordinación: los presupuestos sirven como una guía para coordinar actividades y te permiten integrar todas las áreas del negocio y los objetivos de la empresa.
  3. Control: los presupuestos son también un instrumento de control y evaluación, por medio de los que podrás comparar los resultados obtenidos con los presupuestados. Esto es útil para conocer en qué áreas o actividades existen desviaciones o variaciones.

Tipos de presupuesto

El conjunto de presupuestos de un negocio se denomina sistema presupuestal (también presupuesto maestro) y debe comenzar siempre con el presupuesto de ventas, que es la base sobre la cual se realizarán los demás. En este presupuesto pronosticarás tus futuras ventas.

En segundo lugar está el presupuesto de cobros, que es en donde indicarás los importes a cobrar en las fechas que correspondan. Existen también el presupuesto de producción o el de compras, el presupuesto de requerimiento de materia prima, de pagos, de gastos, de pago deudas, entre otros.

Para terminar, están también el presupuesto de efectivo (flujo de caja proyectado), el operativo (estado de ganancias y pérdidas proyectadas) y el presupuesto del balance (balance proyectado). No hay que olvidar que el presupuesto es un gran aliado de tu negocio ya que es una herramienta muy interesante y útil que te ayudará a la hora de tomar decisiones.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar