Guía para un cierre contable 2015 sin complicaciones

Dejar un comentario

A fin de año llega la hora de saber si el resultado fue de ganancias o pérdidas, pero también de rendir cuentas al gobierno. La tarea principal de esta época es el cierre contable, un resumen de cuentas (ingreso, gastos, costos de ventas y costos de producción) que irá al balance (activo, pasivo y patrimonio) y que determinará los tributos que debes pagar.

La presentación de este cálculo es exigida por la Sunat (Superintendencia Nacional de Administración Tributaria), que supervisa al detalle los números informados por las empresas. Es por ello que la primera recomendación para realizar el cierre contable es que contrates a un contador, si es que tu empresa ya no lo tiene.

Cumplir los plazos y la forma

Debes asegurarte de cumplir en tiempo y forma con la presentación de los números ante el fisco, ya que en caso contrario expones a tu empresa a sanciones como multas y recargos, de acuerdo con lo establecido por la ley peruana.

Las cifras que surjan del cierre contable determinarán también el importe que deberá pagar la empresa como Impuesto a la Renta. No obstante, contar con información veraz y fiable no sólo es un requisito legal, sino que te permitirá tomar decisiones económicas con fundamento.

cierre contable
Las cifras del cierre determinarán también el impuesto que la empresa debe pagar. Foto: iStock, Getty Images

Guía para realizar el cierre contable

Para realizar el cierre contable del año que concluye es recomendable observar los siguientes pasos:

  1. Comprobar sumas y saldos

Haz un balance general de las cuentas, identificando ingresos, gastos, costos de venta y costos de producción. Observa si la contabilidad está cuadrada y si detectas algún error, resuélvelo antes de continuar. Debes incluir este resultado en la cuenta de patrimonio. Si los números son positivos, el patrimonio aumenta; si son negativos, la cuenta disminuye. Guarda todas las facturas de los gastos realizados, pues la Sunat está realizando controles exhaustivos para confirmar las operaciones consignadas en el balance.

  1. Verificar balances e inventarios

La Sunat ha anunciado que comenzará este año con la fiscalización de los libros de compras, ventas, diario y mayor. Revisa una por una todas las fichas de esos libros para asegurarte de que no hay fallas, como haber olvidado abrir una cuenta de amortización, haber ingresado algún valor incorrectamente o que los saldos no coincidan. La recomendación para el futuro es que cada mes imprimas los libros contables y que los firmen el representante legal de la empresa y el contador.

  1. Revisar y ajustar las cuentas

Los errores más comunes que se comenten son en la depreciación de activos fijos, amortización de activos intangibles y en la conciliación de cuentas bancarias. Las cuentas que debes analizar son: existencias, inmovilizado, provisiones para gastos y riesgos, deterioro del valor de los activos, ajustes a causa de periodificación, operaciones que hayan sido imputadas al Patrimonio Neto, amortizaciones. Debes realizar el ajuste de las cuentas que pueden modificar el resultado del beneficio contable.

Una vez cumplidos estos pasos, ya estarás en condiciones de asentar las informaciones en el balance, completar el cierre contable y hacer la declaración correspondiente ante la Sunat. Recuerda mantener una copia de seguridad de toda la información, ya sea que utilices medios informáticos o papel.

El cierre contable reflejará una imagen fiel si está libre de errores, lo que te servirá para tomar decisiones económicas con sustento. En el caso particular de las MYPE, es un instrumento primordial para controlar el resultado de los negocios, evaluando lo acertado o no de las operaciones realizadas en el año.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Visita también

Ingresa para comentar