Hábitos financieros que juegan contra los intereses de tu empresa

Dejar un comentario

Los malos hábitos financieros pueden generar problemas dentro de tu empresa y jugar en contra de tus intereses. Es importante ser muy ordenado y drástico con el uso del dinero en una empresa, mucho más aún ahora que estamos viviendo tiempos en los que la economía se está desacelerando. En este artículo te ofreceremos algunos consejos para mejorar algunos malos hábitos financieros y de esta forma puedas mejorar la performance financiera de tu empresa.

Cuida tus intereses no gastes por gastar

Es importante que analices todas las compras de tu empresa. No compres por comprar, lo importante es que cuides la liquidez de tu organización. Antes de adquirir un bien trata de buscar a la mayor cantidad de proveedores, escoge al que mejores ofertas te ofrezca para que de esta manera puedas cuidar tus intereses.

intereses
Cuida tus intereses y evita los gastos superfluos de tu empresa. Foto: iStock, Getty Images

 

Si vas a comprar un activo estudia bien la rentabilidad de la inversión. Por ejemplo, hay ocasiones en que una máquina nueva mejora tanto el nivel de productividad de tu empresa, que reduce severamente el tiempo de producción y eso provoca que al final la máquina pase más tiempo parada que trabajando. Si tienes este problema busca la forma de que tu nueva máquina gane más rentabilidad y pueda atender pedidos de otras empresas, incluso de tu competencia. Si no es así busca una máquina más barata.

Separa los gastos personales de los de la empresa

Este es un consejo recurrente, pero es necesario repetirlo todas las veces que sea posible hasta que se convierta en una idea fija en tu mente. No puedes utilizar el dinero de la empresa para tus gastos personales. Debes cuidar los intereses de tu empresa. Como ya hemos señalado utilizar el dinero de la empresa solo causara problemas y un desorden financiero.

Cuida el interés de tu empresa y evita el Carrusel

Se le llama carrusel a la practica de pagar un crédito con otro crédito. No puedes utilizar una tarjeta de crédito tuya o de la empresa para pagar otros créditos o deudas. Lo único que lograrás será hacer crecer mucho más el nivel de lo que debes. Realizar el carrusel es una practica bastante riesgosa, porque cada vez estarás utilizando tasas de intereses más altas para pagar tus deudas.   

Demoras

Uno de los peores hábitos de una empresa es demorar el pago de las cuotas de un crédito. Si demoras los pagos de un crédito simplemente las tasas de intereses subirán y el crédito será más caro.

Por otro lado, demorar los pagos a tus trabajadores y a los proveedores puede causarte serios problemas. Por el lado de los trabajadores, estarás ahuyentando al talento con el que cuentas en tu empresa y en el peor de los casos puedes enfrentarte a una huelga o  sanciones por parte del Estado.

Faltar a los pagos a los proveedores es ir contra los intereses de la empresa. Los  proveedores fácilmente podrían dejar de seguir atendiéndote con lo cual  paralizarías la operatividad de tu empresa.

Ingresa para comentar