La importancia de llevar una contabilidad de costos

Dejar un comentario

Más allá del sector específico en el que actúe tu empresa, la contabilidad de costos es central para la buena conducción del negocio, llegando a ser determinante para evitar el fracaso de un emprendimiento.

La contabilidad de costos

La contabilidad de costos mide y analiza la evolución del negocio a través de los elementos que componen su patrimonio y los gastos que demanda su funcionamiento. No existe una única forma de registrar, analizar e interpretar tales costos.

Como se refiere al movimiento interno, la contabilidad de costos toma en cuenta datos que surgen de los sectores de producción, comercial, administración y tesorería. Esta información puede ser financiera o física y en general se cuantifica con periodicidad mensual.

La información financiera son los datos que muestran el recorrido del dinero dentro del sistema de producción o comercialización. Precios, comisiones, promociones, descuentos, venta a crédito, etc. hacen parte de este registro financiero.

La información física se refiere a unidades de producción, horas trabajadas, cantidad de materia prima utilizada para la producción, cantidad de pedidos recibidos, stock de mercadería, etc.

El registro se realiza en planillas físicas o electrónicas, que utilizaremos para obtener el estado de los resultados y el balance general, dos elementos centrales de la contabilidad de costos.

contabilidad de costos
La información contable es fundamental para entender la marcha del negocio. Foto: iStock, Getty Images

Estado de Resultados

Es el que contiene la información sobre el negocio en un momento en particular. Nos permite saber cuánto dinero se ha generado en determinado período y contiene las siguientes informaciones:

Ingresos: Es lo que ha entrado a la empresa a través de ventas, ingresos financieros, créditos, inversiones, etc. durante el periodo contable.

Costos: Es lo que pagamos por los productos que están en el stock (mercaderías) y cuánto nos cuesta producirlos o mantenerlos (depósito, vigilancia, transporte, etc)

Gastos: Es todo lo que implica algún tipo de pago para el funcionamiento o desarrollo del negocio (gastos de administración, alquiler de instalaciones, infraestructura, etc)

Balance general

Es la situación financiera general del negocio en determinado momento (el cierre del año fiscal, por lo general) e incluye los siguientes elementos:

Activos: aquí se registran todos los bienes físicos y financieros que son propiedad de la empresa, como dinero en efectivo (caja), títulos, cuentas bancarias, mobiliario, máquinas, inmuebles, documentos financieros a cobrar, etc.

Pasivos: son todas las deudas y obligaciones que la empresa ha asumido con diversos plazos, como préstamos a pagar, cuentas de proveedores, prestaciones laborales, etc.

Capital: es todo aquello que, más allá de su diversidad, puede convertirse en un valor de la empresa. Se calcula restando el valor de los pasivos (deudas) a los activos (propiedades).

La importancia contable de tu negocio

La importancia de un registro claro en la contabilidad de costos no se limita únicamente a saber qué está ocurriendo con el dinero que entra y sale de la empresa. Es también clave para identificar la necesidad de aplicar más o menos recursos en un determinado sector o si vas a requerir un crédito.

Para ponerlo en términos gráficos, piensa en la contabilidad de costos como en el medidor de combustible de un vehículo. Su claridad te permitirá saber cómo está el tanque, hasta dónde podrás llegar y si es necesario recargar.

Mantener siempre en orden las cuentas te ayudará a tener más claro en qué momento del negocio estás y hasta dónde podrás llegar con las existencias y recursos con que cuentas.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar