5 pasos para abrir una bisutería en Lima

Dejar un comentario

Una bisutería es una tienda que vende joyas de fantasía, es decir, productos que reproducen el efecto de materiales preciosos pero a un costo más bajo, lo que no significa mala calidad. El catálogo incluye pulseras, aretes, anillos, collares, dijes, llaveros, accesorios, etc. y los materiales suelen ser plata, alpaca, cristales, cerámica, jade o ámbar.

Como negocio, presenta un potencial de alta rentabilidad a partir de un presupuesto reducido. No requiere experiencia ni formación específica, pero sí nociones de atención al cliente y dotes comerciales. El modelo más indicado es el de pequeña empresa y puedes optar por una tienda física, una virtual o ambas.

bisutería
Privilegia la calidad y un precio accesible para hacerte de un buen nombre en el mercado. Foto: iStock, Getty Images

A continuación, cinco pasos que te orientarán para abrir una bisutería:

1. Define tu presupuesto

Una bisutería no requiere de un gran capital para iniciar, pero debes definir primeramente cuánto vas a invertir para saber qué tipo de artículos venderás, así como el público.

Para la tienda física calcula: local, mobiliario (básicamente exhibidores, espejos y caja), impuestos y mercancía propiamente dicha.

Para la página de ecommerce, reserva los honorarios de un diseñador, de hospedaje de la página y un sistema de ventas seguras.

2. Elige el tipo de bisutería

Cuando eliges los artículos también defines el perfil del público. Elige una buena cantidad y variedad de artículos para varios gustos y bolsillos.

Si bien la clientela es predominantemente femenina, piensa en segmentos como secretarias, ejecutivas, estudiantes, etc.

Privilegia siempre la calidad dentro de un precio accesible, pues esto te dará un buen nombre y reputación en el mercado.

3. Encuentra los proveedores

Pueden ser artesanos, mayoristas o importadores. Un buen punto de partida es el Mercado Central, la galería Santa Catalina, tiendas como Moixx y Glitter o la importadora Do it!

No te limites a un solo proveedor. Para un mismo tipo de productos, compara precios y condiciones. Así obtendrás mejores condiciones para negociar.

Considera incorporar también otros artículos que podrían interesar al mismo público, como bolsos, carteras, billeteras, cinturones, pañuelos, foulard, bufandas, etc.

4. Abre la tienda

Debes esmerarte en exponer la mercadería con la mayor distinción para atraer a los potenciales clientes a ingresar al local e interesarse por el resto del catálogo.

Para este momento debe estar lista también la tienda virtual, pues servirá como apoyo de ventas para quienes hayan visitado el local y quieran recibir novedades del catálogo.

Si bien lleva varios otros pasos, resumidamente considera que la página debe contar con la información completa del stock a la venta y una actualización instantánea.

5. Promociona los productos

No por último es menos importante: el marketing. Para la tienda física, valen todos los consejos aplicables a cualquier tipo de tienda: una campaña de comunicación, una inauguración, una promoción de apertura, avisos, etc.

Para la tienda virtual, es indispensable la presencia en redes sociales (comenzando con Instagram y Pinterest) y buscadores (cuanto más específico, mejor, por ejemplo “collares de piedras naturales” o “arete de ámbar para ejecutivas”).

La estrategia debe incluir blogs de moda (invita a los blogueros a tu tienda, monta una acción o envíales un artículo para que lo comenten) y eventualmente el suministro de accesorios para algún desfile concurrido.

Nada impide que más tarde decidas vender joyas. Una buena bisutería puede ser el camino.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Visita también

Ingresa para comentar